Además de la ya conocida fusión libre del street food, crece el interés en propuestas como el hot pot. Tanzania y Etiopía serán referentes en sabor global con ingredientes y sabores como las mezclas de especias berbere o la barbacoa de Tanzania. Y, además, entran fuerte los platos típicos de las izakayas —tabernas japonesas—, compitiendo con la tradicional tapa española.

Son algunos de los sabores destacados como preferidos según el informe Tendencias en Sabores 2018 McCormick y Ducros, un estudio global en el que se dan a conocer las tendencias gastronómicas que marcarán la agenda culinaria.

Más allá de la identificación de sabores e ingredientes, el informe de este año resalta también el enfoque cada vez más interactivo y sin prejuicios que se está dando a la fusión de gastronomías. Nuevos conceptos de street food, como el híbrido de gyro-taco o las arepas con plátano dulce y carne con salsa tzatziki picante, son claros exponentes de esta tendencia que ya puede verse en puestos callejeros o food trucks de muchas ciudades. Asimismo, la diversidad es cada vez mayor y gastronomías de países tan distantes como Japón, Tanzania o Etiopía están dejando su impronta a través de recetas como los onigiri —bolas de arroz rellenas espolvoreadas con aderezo Furikake, típicas de las izakayas o tabernas japonesas— o las brochetas de Tanzania a la barbacoa con salsa de tomate y cebolla.

“Se predice un auge de conceptos gastronómicos que inviten a compartir alrededor de sabores contundentes inspirados en culturas lejanas. Una olla de caldo con especias es la pieza central de una típica comida festiva hot pot asiática, tendencia en auge a nivel global. La carne, el marisco y las verduras son remojados por los invitados y una vez recogidos se cubren con varias salsas y guarniciones frescas. Con un cambio de ingredientes podemos sorprender a nuestros invitados con variaciones como el hot pot caribeño o el hot pot poblano, típico de México”, comenta Esther Maldonado, Marketing Manager de McCormick España.

Sorprender a nuestros invitados con recetas como estas Bolas de arroz fritas con pollo y salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre.

Bolas de arroz fritas con pollo y salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre

INGREDIENTES

Para las bolas de arroz fritas con pollo

  • 2 cucharaditas de aceite vegetal, más una cantidad adicional para freír
  • 10 hojas de bok choy, con los 5 cms de la parte inferior de cada hoja recortados
  • 2 huevos, ligeramente batidos
  • 100 g de migas de pan panko

Salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre

  • 200 g de mayonesa Kewpie (mayonesa japonesa) o mayonesa normal
  • 3 cucharadita de ketchup
  • 1 cucharadita de vinagre de ciruela ume
  • 2 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 cucharadita Jengibre molido
  • 325 g de arroz de sushi
  • 1 cucharadita de mezcla japonesa de 7 especias
  • 75 g de salsa de ciruela
  • 2 cucharadita de mirin
  • 2 cucharadita de vinagre de ciruela ume
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharadita jengibre molido
  • 275 g de muslos deshuesados de pollo, sin piel, cortados en 10 cubos (de unos 5 cms)
  • 1/2 cucharadita de sal de mar

ELABORACIÓN

Para las bolas de arroz, cocer el arroz de sushi según las indicaciones del envase, empleando 500 ml de agua. Una vez cocido, dar consistencia esponjosa con un tenedor y apartar para dejar enfriar ligeramente.

Para preparar el marinado, mezclar la salsa de ciruela, mirin, vinagre de ciruela, salsa de soja, jengibre y mezcla japonesa de 7 especias en un bol grande. Apartar 3 cucharadas del marinado a un bol pequeño y reservar. Añadir el pollo al marinado restante, cubrir y colocar en el frigorífico durante 30 minutos.

Para el pollo, calentar el aceite en una sartén a fuego medio-alto. Retirar las piezas de pollo del marinado, añadirlas a la sartén y freír removiendo durante 2 minutos. Bajar el fuego a nivel medio, añadir el marinado reservado y freir durante 3 – 5 minutos más o hasta que el pollo quede dorado y bien hecho, moviéndolo con frecuencia.

Para formar las bolas de arroz, envolver una pieza de pollo en una hoja de bok choy. Tomar una cucharada colmada de arroz caliente en la palma de la mano y darle una forma cóncava. Colocar el pollo envuelto en bok choy en la hendidura, cubrir con más arroz y emplear las manos para dar forma de bola o triangulo al arroz alrededor del pollo, tapando por completo el relleno. Colocar en una bandeja cubierta de papel de horno. Repetir con el pollo, bok choy y arroz restantes. Cubrir con film de cocina y congelar durante 30 minutos o hasta que queden ligeramente congeladas.

Mientras tanto, preparar la salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre añadiendo todos los ingredientes en un bol mediano y removiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Cubrir y refrigerar hasta el momento de servir.

Retirar las bolas de arroz del congelador. Bañar cada bola de arroz en huevo batido, empanar de manera homogénea con las migas de pan panko y devolver a la bandeja. Calentar el aceite para freír a 180 °C. Añadir la mitad de las bolas de arroz y cocer durante 5 minutos o hasta que queden doradas. Escurrirlas sobre servilletas de papel y repetir hasta cocer todas las bolas. Servir las bolas de arroz con salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre.

Bolas de arroz fritas con pollo y salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
79%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Bolas de arroz fritas con pollo y salsa cremosa de vinagre de ciruela con jengibre
Publicado el...
Calificación
4.51star1star1star1star1star Based on 2 Review(s)