Al hablar de carnes magras y carnes blancas, muchas veces nos olvidamos de la carne de conejo que, además de ser un alimento tradicional en nuestra dieta, se trata de una de las carnes magras por excelencia, y con menor contenido calórico: tan solo 131 kcal por cada 100 gramos.

Por no hablar de sus propiedades nutricionales, ya que la carne de conejo cuenta con un elevado aporte de proteínas y vitaminas del grupo B (B3, B6 y B12), así como un buen perfil lipídico, un alto contenido en fósforo, y es fuente de selenio y potasio. Su contenido graso es de tan sólo un 5% y se trata de una carne con bajo contenido en sodio.

La carne de conejo es, además, un alimento que encaja perfectamente dentro de la Dieta Mediterránea, la cual se incluye dentro de un estilo de vida variado y equilibrado, y ha demostrado ser muy beneficiosa para la salud. Así lo ha reconocido la UNESCO, donde este tipo de dieta se incluye dentro de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La versatilidad es uno de los factores más destacados de la Dieta Mediterránea en la cual las carnes magras, como la carne de conejo, pueden incluirse entre tres y cuatro veces por semana, con una gran variedad de platos y formas de preparación como, por ejemplo, este Conejo guisado con vino tinto y puré de patatas, una receta ofrecida por la Organización Interprofesional Cunícola (INTERCUN).

Conejo guisado con vino tinto y puré de patatas

INGREDIENTES

  • 1 conejo de 1-1,5 kg
  • 3 patatas
  • 1 cebolla
  • 1/2 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 300 ml de vino tinto
  • 40 g de mantequilla
  • Tomillo fresco
  • Pimienta blanca
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco y sal

ELABORACIÓN

Lavar las patatas e introducirlas en una olla sin pelar. Cubrirlas con agua con sal, tapar la olla  y dejar cocer durante 20 minutos. Dejarlas templar en su misma agua de cocción.

Estando aún calientes en su interior, pelas las patatas y pasarlas por un pasapurés sobre la mantequilla a temperatura ambiente. Salpimentar, mezclar homogéneamente y reservar el puré.

Trocear y salpimentar el conejo. Dorarlo en una cacerola con aceite de oliva y añadir la cebolla, el puerro, la zanahoria y los ajos, todo picado. Cuando las verduras estén pochadas, añadir el tomate troceado y el tomillo fresco. Dejar rehogar durante 2 minutos y agregar el vino tinto. Tapar la cacerola y dejar cocinar durante 15 minutos, a  fuego bajo. Retirar el conejo y triturar la salsa.

Para servir, colocar el conejo regado con la salsa junto con el puré de patatas.

Notas de cocina. El vino tinto aporta un sabor único a la receta. Dejar cocinar suficiente tiempo para que se evapore todo el alcohol. El puré de patata, muy nutritivo, es muy aceptado por los niños y podemos variar su sabor añadiéndole diferentes especias y condimentos. También podemos sustituir el vino por caldo de verduras, que aporta un sabor más suave.

Resumen
Nombre receta
Conejo guisado con vino tinto y puré de patatas
Publicado el...
Calificación
2.5 Based on 7 Review(s)
Conejo guisado con vino tinto y puré de patatas
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%