Desde que nació como una bebida medicinal, hasta que hoy sábado se celebra el Día Mundial de la Ginebra, pasando porque el afterwork con esta bebida ya estaba de moda en el siglo XVIII, que los menorquines fueron los primeros españoles en beberla, o que España es el tercer consumidor mundial, son cuatro curiosidades desconocidas de la ginebra.

Hace ya ocho años que cada segundo sábado de junio se conmemora el Día Mundial de la Ginebra, una fecha que edición tras edición va afianzándose desde que el reconocido experto internacional Neil Houston decidiera homenajear por primera vez a este destilado en 2009.

En la última década el consumo de esta bebida se ha popularizado, especialmente en España, pero, ¿cuáles son los secretos en torno a ella?  No.3 London Dry Gin ofrece cuatro curiosidades poco conocidas sobre la ginebra.

Origen medicinal

La sabiduría popular dice que un combinado de ginebra después de una comida abundante tiene efectos digestivos, una afirmación que no se aleja de la realidad. De hecho, el origen de la ginebra, que se remonta a comienzos del XVII, se debe a mezclar etanol con bayas que fermentaran en el alcohol, con el fin de mejorar la función renal y la digestión.

Más tarde, a finales del siglo XVIII, se popularizó su consumo mezclado con tónica como remedio para la malaria. Y es que la tónica, que por aquel entonces tenía grandes cantidades de quinina, era un remedio eficaz para tratar esa enfermedad en ultramar, pero resultaba demasiado amarga al gusto, por lo que se optó por mezclarla con ginebra para suavizarla.

De este origen, quedan reminiscencias en otros aspectos, como el diseño de las botellas. Por ejemplo, en el caso de No.3 London Dry Gin, su diseño en forma de cuña recuerda a su origen medicinal, ya que los frascos de medicinas tenían esa forma para ser transportados en barco a ultramar y evitar que se movieran y rompieran con el brusco oleaje.

El afterwork, una moda del siglo XVIII

La afición a la ginebra no es algo nuevo, y es que los trabajadores londinenses del siglo XVIII ya eran grandes aficionados a los afterworks donde se consumía principalmente este destilado. De hecho, durante la Primera Revolución Industrial muchos trabajadores negociaban parte del salario en ginebra. El auge de este tipo de moneda de cambio fue tal que se popularizó su consumo de forma masiva. Para fomentar un consumo responsable, el Gobierno Británico no tuvo más remedio que decretar horarios restrictivos y, a toque de campana, se dejaba de servir bebida en los locales. Esta tradición sigue vigente hoy en día para anunciar el cierre de muchos bares.

Los menorquines, primeros españoles en beberla

Las Islas Baleares son uno de los destinos más populares a nivel internacional, pero ya marcaron tendencia a comienzo del siglo XVIII. Cuando en 1708 los británicos tomaron Menorca, desembarcaron en Mahón. Fue ahí donde establecieron su base y hasta donde llegaron los primeros cargamentos de ginebra, tan popular en aquella época en las islas británicas.

España, tercer mayor consumidor del mundo

El auge de la ginebra —y, sobre todo, del gintonic— durante el último lustro en España han convertido a nuestro país en el tercer mayor consumidor de este destilado en todo el mundo. Esta tendencia ha venido motivada por nuevas combinaciones, además de los cócteles más clásicos, y por la búsqueda por parte del consumidor de productos Premium.

Resumen
Título
Cuatro curiosidades poco conocidas sobre la ginebra
Descripción
Coincidiendo con el Día Mundial de la Ginebra, hoy sábado, No.3 London Dry Gin ofrece cuatro curiosidades poco conocidas sobre la ginebra.
Autor