Cuatro menús internacionales de Navidad típicos de Venezuela, Filipinas, Canadá y Francia. Los alumnos de la Escuela Internacional de Hotelería y Turismo Vatel España, de muy diferentes procedencias, proponen una serie de menús y platos típicos de sus países de origen, un plan gastronómico más exótico y singular para las cenas familiares y de amigos de estas fechas.

Venezuela. El primero de los menús internacionales, el venezolano, está compuesto por ‘Pan de Jamón’ —relleno de jamón, pasas y aceitunas—, ‘Ensalada de gallina’ y ‘Ensalada de manzana y nueces’ de primero. A continuación, la ‘Hallaca venezolana’, una masa de harina de maíz hervida sazonada con caldo de gallina y coloreada con onoto o achiote, rellena con un guiso de carne de ternera, cerdo y gallina o pollo a la cual se le agregan aceitunas, uvas pasas, alcaparras, pimentón y cebolla, envuelto todo en forma rectangular con hojas de plátano o bijao. Como segundo, ‘Pernil de cochino al horno glaseado con manzanas’. Y de postre, ‘Panettone’, ‘Torta negra con frutas maceradas’ y turrón.

Filipinas. El segundo de los menús, el filipino, consta de un solo plato, el típico ‘Pansit’, compuesto por un wok a fuego lento en el que se incluyen palitos cortados de verduras variadas crujientes —zanahoria, judías verdes y pimientos, entre otras—, aceite, ajo, cebolla, pechuga de pollo desmenuzada, panceta, salsa de soja, col y fideos de arroz cantoneses.

Canadá. La tercera propuesta, el menú canadiense, consta de un primero y dos segundos muy típicos. Nada más empezar se consume un plato denominado ‘Navidad a las Tres Cremas’, que consta de, como su nombre indica, tres cremas de guisantes, patatas y zanahorias. Seguidamente se pasa a los segundos, que normalmente suelen ser o bien ‘Pavo relleno’ (Turkey), asado al horno y con una combinación de uvas moradas, ciruelas pasas, nueces, manzanas reinetas y vino blanco, o bien ‘Pierna Enchilada’, un contundente plato de origen mexicano compuesto por pierna de cerdo adobada en una salsa de chiles, especias, vinagre y cebolla, y acompañada de patatas cocinadas con la misma pierna. De postre, los siempre deliciosos ‘pancakes’.

Francia. Por último, un menú que suelen degustar los franceses y que combina varios productos típicos de la despensa gala. Como aperitivo, ‘canapés de foie-gras’, ‘Gougères de queso’ —un buñuelo de queso Gruyere o Comté con pasta Choux caliente—, salchichón y pastel de jamón y aceitunas. De primero, ‘Ostras y Salmón’ con pan y mantequilla. De plato principal, ‘Capón de Noël’ con salsa de cebolletas acompañado de gratén de patatas y hongo marrón. Y como postre, un buen plato de quesos franceses y el típico ‘Buche de Noël’, una especie de brazo gitano típico de esta época del año.

Además, en Francia, sobre todo en la Provenza, poseen una tradición denominada ‘Los trece postres’, que data de 1923 y que representa a Jesús más los doce apóstoles. La historia exige que cada persona coma un poco de cada postre para que la suerte le acompañe durante todo el año. Aunque a veces, según la región y la familia, ciertos postres son cambiantes, lo normal es que entre ellos estén: ‘le gibacié’, galleta de harina con aceite de oliva y flor de naranja, ‘les nougats blancs et noirs’, turrones elaborados con miel, almendras y azúcar, ‘les quatre mendiants’, almendras, uvas, higos y avellanas, y ‘les fruits et les friandises’, compuesto por manzanas, peras, naranjas, uvas, melón, dátiles, entre otros. También suelen utilizarse todo tipo de tartas provenzales o tartas de manzana.