El tipo de ambiente en el que se encuentra una persona podría modificar sustancialmente la percepción del sabor de un whisky según un estudio realizado por el profesor Charles Spence de la Universidad de Oxford y llevado a cabo por las compañías especializadas Sensory Architects, Condiment Junkie sobre una base de cerca de 500 consumidores.

La investigación de campo, realizada en un establecimiento del Soho londinense durante tres noches consecutivas, sugería a los participantes entrar en tres salas recreadas con diferentes ambientes diseñados por Condiment Junkie, y aportar su experiencia de cómo los distintos sonidos, olores y características visuales de los espacios modificaban el sabor del whisky de malta The Singleton of Dufftown.

El experimento

La primera sala se diseñó con el fin de acentuar el aroma a hierba del whisky, además de incluir un auténtico suelo de turba, sonido de cortacésped y cantos de pájaros.

La segunda habitación, ambientada en tonos rojos, trataba de trasladar el sabor a bayas y las notas frutales utilizando formas curvas y los sonidos de campanas replicando.

El último espacio se creó para representar la edad y el acabado de madera de la bebida, incluyendo el sonido de un bajo y el chisporreteo del fuego junto a olor a esencia de madera de cedro en el aire.

Se puede acceder a los tres ambientes creados en esta dirección.

Los resultados

Tras analizar los resultados, el profesor Spence, responsable de ‘Crossmodal Perception’ (interacciones entre diferentes modalidades sensoriales) en la Universidad de Oxford, aseguró que «los resultados señalan que los entornos multisensoriales afectan al olfato, gusto/sabor y retrogusto del whisky, a pesar del hecho de que los participantes eran conscientes de que bebían exactamente la misma bebida durante todo el experimento. Además, los resultados indican que nuestras sensaciones en relación al ambiente en el que se produce la cata/bebida del whisky impactan en nuestras sensaciones en torno al hecho mismo de beber.»

«Lo que han demostrado estos resultados es que incluso en las condiciones más realistas y ruidosas, un cambio en el ambiente puede hacer crecer entre un 10% y un 29% la experiencia en relación al sabor de un whisky. Por ello existe una oportunidad para crear un entorno multisensorial de sabor en relación al producto que mejora la experiencia del bebedor y la capacidad de disfrutar al beber un whisky», añade el profesor Charles Spence.

 

 

Resumen
De cómo el ambiente exterior modifica la percepción del sabor de un whisky
Título
De cómo el ambiente exterior modifica la percepción del sabor de un whisky
Descripción
El tipo de ambiente en el que se encuentra una persona podría modificar sustancialmente la percepción del sabor de un whisky según un estudio realizado por el profesor Charles Spence de la Universidad de Oxford.
Autor