El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, ha publicado hoy la primera estimación de las principales cifras económicas del sector agrario en el año 2011 y, según los datos, el valor estimado de la Renta Agraria en términos corrientes ha disminuido un 3,4 por ciento. Sin embargo, medida por medida por Unidad […]

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, ha publicado hoy la primera estimación de las principales cifras económicas del sector agrario en el año 2011 y, según los datos, el valor estimado de la Renta Agraria en términos corrientes ha disminuido un 3,4 por ciento. Sin embargo, medida por medida por Unidad de Trabajo Anual (UTA) se estima que ha aumentado un 1,2 por ciento en términos corrientes y descendido un 0,3 por ciento en términos constantes.

En lo referido específicamente de los dos grandes segmentos del sector, las cifras globales de 2011 indican lo siguiente:

En lo relativo a producción vegetal

La producción vegetal ha experimentado un aumento en valor del 0,1 por ciento, una variación que ha sido motivada por un incremento en volúmenes recolectados, si bien este incremento se ha visto contrarrestado por descensos en los precios. Se han producido aumentos en cantidad en: plantas industriales, cereales, frutas y patatas; por el contrario disminuyen: plantas forrajeras, vino y mosto y aceite de oliva; permanece estable el volumen de producción de hortalizas.

En precio, se observan incrementos en plantas forrajeras, vino y mosto, plantas industriales y cereales; experimentan descensos de precios: hortalizas, patatas, aceite de oliva, y frutas.

En cuanto a producción animal

La producción animal aumenta en valor un 10,4%, como consecuencia del ascenso de los precios y volúmenes producidos. En cantidad, se aprecian aumentos en equino, ovino-caprino, aves, porcino, bovino y leche. En precios se observan incrementos en aves, ovino-caprino, equino, bovino, leche, huevos y porcino.

Los consumos intermedios experimentan un aumento del 12,3% respecto al año anterior. Dicho ascenso ha sido motivado fundamentalmente por incrementos en precios. Las principales variaciones en este sentido se dan en fertilizantes, energía y lubricantes y piensos. Por otra parte el volumen de subvenciones agrarias permanece estable.