Este fin de semana del puente del 15 de agosto se están llevando a cabo casi 6 millones de desplazamientos por las carreteras de toda España. Es una fecha clave por la elevada intensidad del tráfico, ya que coinciden en la carretera los que inician las vacaciones, los que regresan y los que celebran las fiestas patronales de muchas localidades.

Para alertar de estos riesgos y potenciar la responsabilidad en carretera, el RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA), con la colaboración de la Dirección General de Tráfico (DGT), han puesto en marcha una campaña de prevención de la fatiga y la somnolencia, que bajo el lema Un refresco, tu mejor combustible, recuerda la importancia de no beber alcohol y de no bajar la guardia en los desplazamientos cortos por carreteras secundarias.

En los recorridos largos es necesario parar a descansar cada dos horas y aprovechar para beber un refresco, que ayuda a mantener la capacidad de atención y aumenta el tiempo de respuesta ante un obstáculo es un 26%, según un estudio realizado por el Grupo de Seguridad Vial y Accidentes de Tráfico del Instituto de Investigación de Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza.

Cada dos horas o 200 km

Según los datos del Observatorio Español de Conductores (DUCIT), el 48% de los conductores no siguen la recomendación de parar cada dos horas o 200 kilómetros. Además, aún existen 3,5 millones de conductores —el 14% del total— que declaran realizar sus viajes de verano sin llevar a cabo ningún tipo de parada. El perfil del conductor más habitual en estos desplazamientos largos corresponde a hombres, y que en el 60% de los casos realizan el trayecto sin compartir la tarea de conducir con otra persona.

La fatiga produce, entre otras cosas, una disminución de la atención al volante —se deja de ver hasta un 30% de información del tráfico—, aumentan los errores en la percepción de distancias y velocidades y se incrementa un 86% el tiempo de reacción ante un obstáculo. Además, un 72% ha sufrido somnolencia, la fase final y más peligrosa de la fatiga, lo que indica que no han tomado las medidas de prevención ante el menor síntoma de cansancio. Por tanto, las probabilidades de sufrir un accidente aumentan considerablemente.

Otros de los riesgos para la seguridad vial en estos días es el consumo de alcohol. El 15 de agosto coincide con las fiestas patronales de muchas localidades españolas. En estas celebraciones muchas veces se consume alcohol y después se coge el coche. Por eso, en la campaña se insiste en que alcohol y conducción son incompatibles, ya que no sólo supone una infracción sino que, además, multiplica por nueve el riesgo de accidente.

Además, el cansancio, la conducción nocturna y los desplazamientos por carreteras secundarias —en muchas ocasiones conocidas por el conductor, lo que aumenta el nivel de confianza y hace disminuir la precaución— son situaciones que se dan con frecuencia en estos días. Todo ello hace que la siniestralidad se dispare.

Consejos para los desplazamientos

  • Tomarse la conducción de forma relajada. El objetivo es llegar, y llegar bien.
  • Cumplir las normas de circulación.
  • La fatiga y el sueño están presentes en buena parte de los accidentes de tráfico. Pesadez en los ojos, parpadeo constante… son síntomas de alarma: parar y descansar.
  • Alcohol y conducción son siempre incompatibles.
  • Mantenerse siempre hidratado, ya que la falta de líquidos en el organismo provoca pérdida de la atención, dolor de cabeza, cansancio y fatiga muscular.
  • Algunos medicamentos pueden provocar somnolencia o afectar a la visión o la coordinación. Consultar antes a un médico.
  • Adoptar las mismas precauciones en desplazamientos cortos que en largos recorrido. En las carreteras secundarias se producen muchos accidentes graves.
  • Un último consejo: si se tiene que conducir, tomar una bebida refrescante ya que, además de hidratar, despeja y mejorara los niveles de atención.
Resumen
El mejor combustible en los trayectos de este puente, un refresco
Título
El mejor combustible en los trayectos de este puente, un refresco
Descripción
Bajo el lema Un refresco, tu mejor combustible, una campaña recuerda la importancia de no beber alcohol y de no bajar la guardia en los desplazamientos cortos por carreteras secundarias.
Autor