La quinoa se originó en el entorno geográfico de los Andes, en los alrededores del lago Titicaca de Perú y Bolivia hace unos siete mil años. Las evidencias históricas más fidedignas indican que su domesticación por los pueblos de América pudo haber ocurrido entre los años 3000 y 5000 antes de Cristo.

La palabra quinoa, o quinua, proviene de la lengua quechua y significa ‘grano madre’. En la época de los Incas este grano era considerado un alimento sagrado y era usado para propósitos medicinales. Aunque a la llegada de los españoles la quinoa tenía un desarrollo apropiado y una amplia distribución en el territorio Inca y fuera de él, sin embargo, durante la conquista este grano fue reemplazado por los cereales, a pesar de constituir un alimento básico para la población de la época

Situación que solo se comenzó a revertir hace algunas décadas, hasta el punto de que en la actualidad se ha producido espectacular aumento en su consumo por varias causas, pero especialmente debido al crecimiento en la demanda por parte de los países desarrollados, como es el caso de Estados Unidos, Canadá, Japón, Francia y Países Bajos, entre otros, en los que algunos segmentos de la población buscan alimentos saludables, encontrando en la quinua una excelente alternativa, con altos estándares de calidad y, en especial, producida de forma orgánica.

Y es que, aunque técnicamente sea una semilla, a menudo nos referimos a la quinoa como un cereal, ya que se consume de manera similar a productos como el maíz, el arroz y el trigo. Un alimento de muy alto valor nutritivo gracias a su alto aporte de energía, proteína vegetal, fibra, grasas no saturadas y minerales que, además, da lugar a originales y sabrosas elaboraciones como estas Empanadas de quinua con queso, una receta de Magda Irene Flores Mamani (Asociación Wiñay Warmi) ofrecida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su Recetario Internacional de la Quinua: Tradición y Vanguardia.

Empanadas de quinoa con queso

INGREDIENTES

Para 6-7 porciones

  • 200 g de harina
  • 60 g de harina de quinua blanca
  • 60 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 2 g de polvo de hornear (levadura química)
  • 5 g de azúcar
  • 60 g de queso
  • Sal

ELABORACIÓN

En un tazón tamizamos las harinas, y añadimos la levadura química, la sal y el azúcar.

Hacemos un hueco en el centro para incorporar la yema del huevo —reservamos la clara—, añadimos la mantequilla y mezclamos con la mano en la mesa hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos. Agregamos agua hasta lograr una masa suave y dejamos reposar 20 minutos.

Dividimos la masa en tantas partes como empanadas queramos preparar, y vamos extendiendo una a una con un rodillo sobre la mesa enharinada hasta que queden como de medio centímetro de grosor.

Colocamos el queso en el centro de la masa, doblamos y le damos forma de empanada.

Pintamos por encima con la clara que habíamos reservado, colocamos en una bandeja de horno engrasada y horneamos durante 20 minutos o hasta que adquieran un color dorado.

Empanadas de quinoa con queso
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
100%