La Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada supone clara amenaza para la sostenibilidad de los recursos pesqueros y la competencia desleal que implica para los operadores que cumplen con las normas. La lucha contra este tipo de actuaciones ilegales constituye una prioridad en materia de política pesquera para España y se han alcanzado avances que eran inimaginables hace cuatro años.

Así lo afirmaba ayer martes el secretario general de Pesca, Andrés Hermida, durante la inauguración de la reunión del Grupo de Trabajo de expertos sobre Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada (INDNR), en el marco de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM), que hasta mañana jueves, 21 de abril, se celebra en Madrid, un acto en el que Hermida quiso destacar el compromiso asumido por España en la lucha contra la pesca ilegal, con una actuación decidida, que nos convierte en referente mundial.

La base de esas actuaciones, señalaba el secretario general, ha sido la normativa europea y nacional vigente, ya que “hemos adaptado y promulgado normas, cuyo eje principal es la Ley de Pesca Marítima, que nos ha dotado de instrumentos jurídicos sólidos e indispensables para poder actuar enérgicamente en esta materia”.

Actuaciones modelo

Entre esas actuaciones, Andrés Hermida resaltaba:

  • El control de las importaciones de productos de la pesca procedentes de países fuera de la Unión Europea, dada la importancia del consumo de pescado en España y como país netamente importador de esos productos, para lo que los servicios de control españoles analizan escrupulosamente los certificados de captura correspondientes a decenas de miles de partidas anualmente.
  • La actividad denominada Monitoring, Control and Surveillance, que permite llevar a cabo un seguimiento riguroso, y en tiempo real, de los buques de bandera española allá donde se encuentren, que es en todos los océanos del mundo. Una línea de actuación prioritaria para la que se utilizan los sistemas de seguimiento satelital ‘VMS’ y Diario Electrónico ‘ERS’, así como el control de las aguas españolas mediante medios de inspección aéreos y marítimos y el control de puertos.
  • Las operaciones Sparrow, basadas en la nueva Ley de Pesca nacional, que han supuesto un antes y un después y están permitiendo sancionar a nacionales relacionados con buques de bandera no española, por su implicación con la pesca ilegal.

Colaboración internacional

En la lucha contra la pesca ilegal, subrayaba la participación de España en todas las iniciativas emanadas de los foros internacionales, como el Acuerdo sobre medidas del Estado Rector de puerto de FAO, muy próximo a ser ratificado y una herramienta clave en esta lucha, o el Registro Mundial de Buques de FAO, del que España es uno de los principales contribuyentes técnicos y financieros para su desarrollo.

También se han apoyado iniciativas que han tenido como protagonistas al propio sector pesquero español y algunas ONG´s, buscando la transparencia y colaboración en esta lucha. Así, existe un protocolo para someterse a los mismos controles que la flota de bandera española en el caso de buques de capital español, pero de bandera extranjera, la vigilancia cooperativa de todos los interesados, o el proyecto TRIP, Tuna Risk Identification Project.

Hermida finalizaba su intervención anunciando el apoyo de España para promover la declaración de un Día Internacional para la lucha contra la pesca ilegal que pueda servir para llamar la atención de todos los estamentos de la sociedad sobre este importante problema, y promover el firme compromiso de todos los interesados.

Resumen
Título
España, referente en la lucha contra la pesca ilegal
Descripción
La Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada supone clara amenaza para la sostenibilidad de los recursos pesqueros y la competencia desleal que implica para los operadores que cumplen con las normas.
Autor