En el privilegiado Valle del Jerte extremeño, lo habitual es que la floración de sus cerezos se produzca durante los últimos diez días del mes de marzo y los primeros días de abril. Sin embargo, este espectáculo único no se produce todos los años en las mismas fechas, sino que depende de las condiciones meteorológicas que se hayan dado durante el invierno.

Y este año, el Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha hecho pública su previsión de un adelanto en la floración, debido a la subida de temperatura que ha tenido lugar a lo largo del pasado mes de febrero.

La floración —un increíble espectáculo de más de un millón de árboles tiñendo el valle de unas flores blancas que anuncian que en pocas semanas llegarán las cerezas y picotas— dura entre doce y catorce días y es un momento de celebración para toda la comarca que festeja la Fiesta del Cerezo en Flor declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Este año se inaugurará en Jerte, el 27 de marzo y se clausurará en Valdastillas, el 4 de abril, una fiesta que se celebra desde hace ya más de cuarenta años como un momento de júbilo en el que el agricultor agradece la inminente llegada de la próxima cosecha.

Cerezos cultivados artesanalmente

Siguiendo una tradición familiar de siglos, los cerezos se cultivan de un modo artesanal en bancales labrados en las altas montañas del Valle del Jerte, entre manantiales y aire puro, un microclima privilegiado, pueden cultivarse algunas de las mejores cerezas y picotas de España. En el caso de la Picota del Jerte, se trata de una variedad originaria del Valle.

Aunque existe una época del año en la que los dos productos coinciden en el mercado, una primera diferencia entre las cerezas y las picotas es la temporada. La picota del Jerte es una cereza tardía, que madura al sol durante más tiempo. Llega al mercado en junio y la temporada puede prolongarse hasta mediados de julio.

Las otras dos grandes diferencias son el tamaño y el pedúnculo. Las cerezas tienen un tamaño mayor, suelen tener un color rojo más vivo y aparecen en el punto de venta con el rabito que, en el caso de la picota del Jerte, se queda en el árbol durante la recolección y por eso esta fruta llega al mercado sin pedúnculo, pero con el orificio que conecta fruto y rabito perfectamente sellado.

Resumen
Este año, los cerezos del Valle del Jerte florecerán anticipadamente
Título
Este año, los cerezos del Valle del Jerte florecerán anticipadamente
Descripción
En el Valle del Jerte, lo habitual es que la floración se produzca durante los últimos diez días del mes de marzo y los primeros días de abril. Sin embargo, este espectáculo único no se produce todos los años en las mismas fechas, sino que depende de las condiciones meteorológicas.
Autor