El Grupo Vips cerró el año 2011 con una facturación de 386,6 millones de euros, lo que supone una caída del 3,8% sobre el ejercicio anterior, aunque se sitúa por encima del descenso estimado del 6% del mercado a lo largo del año pasado. La inversión total en el ejercicio 2011 fue de 17,4 millones […]

El Grupo Vips cerró el año 2011 con una facturación de 386,6 millones de euros, lo que supone una caída del 3,8% sobre el ejercicio anterior, aunque se sitúa por encima del descenso estimado del 6% del mercado a lo largo del año pasado. La inversión total en el ejercicio 2011 fue de 17,4 millones de euros, lo que representa un incremento del 12,2% respecto a 2010, de estos 4 millones corresponden al proceso de transformación del grupo, 3,7 millones a nuevas aperturas y 1,7 a proyectos de renovación de establecimientos.

 

El impacto extraordinario del proceso de transformación, unido al escenario macroeconómico especialmente adverso marcado por la contracción del consumo privado español, que afecta particularmente al sector de ocio y restauración, ha llevado al grupo a registrar unas pérdidas de 24 millones de euros y un EBITDA recurrente de 9,7 millones de euros en el año 2011.

“La empresa asumió, desde el inicio de su proyecto de transformación, la necesidad de sacrificar resultados a corto plazo a cambio de establecer unos sólidos cimientos de cara al futuro” asegura el Consejero Delegado de la Compañía Enrique Francia.

Francia destacó también el esfuerzo realizado en estos años para mantener la solidez financiera del Grupo, haciendo especial hincapié en que “la compañía ha logrado mantener un nivel de deuda financiera reducido durante este periodo de crisis, permitiéndole apostar por el largo plazo”.

Renovación y transformación

La empresa inicio su proyecto de transformación a finales del año 2009 con el fin de aprovechar la crisis para reinventarse, ser más competitiva y tener mayor capacidad de crecimiento en los próximos años. Para ello, diseño un plan articulado en 3 fases: Acometer cambios de tipo organizativo y de eficiencia operativa, renovar el talento de sus equipos para mejorar la calidad del servicio mediante una inversión en formación sin precedentes en la historia del Grupo y revisar en profundidad su portfolio de enseñas, combinando la renovación de algunas de sus marcas con el lanzamiento de nuevos conceptos.

Durante el ejercicio 2011, ya finalizadas las dos primeras fases del Plan, la compañía se centró en acometer la parte más compleja del proyecto: revisión integral de la propuesta de valor de las cadenas VIPS y GINOS, renovación de Teatriz aprovechando su 20º aniversario y lanzamiento de dos nuevos conceptos: Lah!, restaurante asiático de creación propia y la cadena de hamburgueserías “premium” h3, además de trabajar en optimizar el concepto VIPSmart lanzado a finales de 2010.

En paralelo, la empresa continuó desarrollando el resto de sus líneas de negocio. La división de franquicias creció con la apertura de 5 Ginos en Sevilla, Murcia, Alicante, Mallorca y Madrid, así como un Starbucks Coffee en el aeropuerto de Alicante y BSF (British Sándwich Factory) registró por cuarto año consecutivo un incremento de la facturación (un 19,7% en 2011) gracias a la comercialización de sus productos a una cartera de clientes externos cada vez mayor.

En línea con su proyecto de transformación, Grupo Vips aceleró también durante el ejercicio 2011 la racionalización de su portfolio, llevando a cabo un total de 25 cierres de unidades no rentables, incluyendo el cierre completo de la cadena de restaurantes Tío Pepe, así como la aceleración de los periodos de amortización y el saneamiento de ciertos activos intangibles.

Indicadores positivos

Desde el inicio de este proceso de transformación, el Grupo Vips ha invertido en el mismo un total de 15 millones de euros, teniendo previsto desembolsar 20 millones adicionales entre 2012 y 2013 para culminarlo.

Este esfuerzo ha empezado a dar sus frutos en el último cuatrimestre del pasado ejercicio cuando las ventas de la marca más importante, la cadena VIPS, empezaron a comportarse claramente por encima de la media del mercado comparable; un promedio de 6 puntos según los informes disponibles. Una tendencia positiva que en el primer semestre del año 2012 se está confirmando manteniendo este diferencial respecto al mercado comparable.

Otro indicador positivo son los buenos resultados registrados por Starbucks España en el ejercicio 2011. La marca celebró el 10º aniversario de su llegada a nuestro país con un crecimiento de su facturación de un 6,1% sobre el año anterior y registrando los primeros beneficios de su historia a pesar de la coyuntura económica.

De la misma forma, el resto de las marcas del portfolio del Grupo están evolucionando positivamente, destacando GINOS cuyas ventas se comportaron en el primer semestre de este año 2 puntos por encima del mercado comparable.

{jathumbnail off}