Esta tarde tiene lugar en Gijón, en la sede del Club La Nueva España, la presentación de una nueva edición del libro ‘Coquinaria. XI Recetas de cocina pompeyana’, una obra que fue merecedora del Premio Nacional de Gastronomía a la mejor publicación en 2009, otorgado por la Real Academia de Gastronomía. El libro, escrito por […]

Esta tarde tiene lugar en Gijón, en la sede del Club La Nueva España, la presentación de una nueva edición del libro ‘Coquinaria. XI Recetas de cocina pompeyana’, una obra que fue merecedora del Premio Nacional de Gastronomía a la mejor publicación en 2009, otorgado por la Real Academia de Gastronomía.

El libro, escrito por Jaime Ruiz de Velasco y Ainhoa del Carre, ambos abogados con especial vocación por la investigación gastronómica, ahonda en las tradiciones culinarias de la desaparecida ciudad de Pompeya, donde sus habitantes practicaban un tipo de cocina menos sofisticada que la romanas y por tanto, más accesible.

Los autores, ayudados por las magníficas ilustraciones del arquitecto Ramón Arana, nos introducen en la villa de Oplontis y en concreto a una serie de recetas servidas en el entorno del triclinio, el comedor de lujo formado por tres lechos. Once recetas sencillas muy sabrosas y fáciles de cocinar según los autores, con ingredientes básicos, acompañadas de detalladas descripciones sobre los modos y costumbres de la mesa romana.

Once recetas para recuperar una época

Once recetas sencillas, fáciles de cocinar según los autores, con ingredientes básicos y muy sabrosas, que van intercaladas con minuciosas descripciones sobre los modos y costumbres de la mesa romana: Moretum Poppeae (pasta hecha en mortero con dos tipos de queso, que se servía en el desayuno); garbanzos fritos, huevos al vino, pollo de Oplontis, vinagreta de pulpo, pato poma, globis, codornices agridulces, setas a la miel, cardos al gusto de Apicio y envuelto de pichones.

El prólogo corre a cargo de Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía, y el libro finaliza con una serie de cartas de Ferran Adrià, y de Íñigo Méndez de Vigo, vicepresidente de la Cofradía de la Buena Mesa.