De acuerdo con el balance de la vendimia 2012 realizado por los servicios técnicos del Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja, el volumen total de producción de la cosecha se ha situado en 355 millones de kgs. de uva, uno de los rendimientos más bajos de las últimas dos décadas y un descenso significativo […]

De acuerdo con el balance de la vendimia 2012 realizado por los servicios técnicos del Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja, el volumen total de producción de la cosecha se ha situado en 355 millones de kgs. de uva, uno de los rendimientos más bajos de las últimas dos décadas y un descenso significativo respecto a la cosecha del pasado año, que fue de 387 millones de kgs.

Sin embargo, la uva cosechada ha presentado en general un magnifico estado sanitario y un excelente equilibrio madurativo entre graduación alcohólica y polifenoles, lo que permite avanzar unas expectativas de gran calidad para el conjunto de la añada. La buena estructura polifenólica que cabe esperar de los vinos elaborados les convierte en especialmente aptos para su crianza en barrica y larga guarda.

Gracias a las lluvias de septiembre

Tras un ciclo que ha estado caracterizado por la sequía, cabe destacar como incidencia climatológica significativa el efecto de las lluvias caídas a finales de septiembre, que influyeron muy positivamente en la evolución de la maduración, proporcionando un mejor equilibrio final al fruto e incrementando las expectativas productivas de una gran parte del viñedo riojano.

Difícil planificación de la vendimia

Para el buen resultado final de esta cosecha 2012 también ha sido decisiva la gran profesionalidad de viticultores y bodegas a la hora de planificar el desarrollo de la vendimia, dado que la maduración se presentaba de forma desigual entre las diferentes parcelas, lo cual ha exigido realizar la de una manera selectiva la vendimia para obtener la máxima calidad en cada uno de los viñedos.

Tintos y blancos

La superficie total de viñedo productivo en la Denominación para esta cosecha 2012 ha sido de 62.154 hectáreas. De ese total, 58.389 hectáreas corresponden a variedades tintas, de las que se ha obtenido una producción de 331 millones de Kg., y 3.765 hectáreas a variedades blancas, cuya producción ha sido de 23,8 millones de Kg. La producción total finalmente amparada es de 351,54 millones de Kg., ya que 3,34 millones de Kg. han sido descalificados por excesos de rendimiento.

{jathumbnail off}