La Food Standards Agency, FSA, la agencia británica encargada de la seguridad alimentaria, ha desarrollado una guía con los controles específicos que deben cumplir los establecimientos de comida que sirven hamburguesas crudas o poco hechas.

La Agencia británica ha establecido que la preparación y venta de hamburguesas crudas es inaceptable a menos que haya un plan de gestión de Seguridad Alimentaria validado y verificado, según informa elika, Fundación Vasca para la Seguridad Alimentaria.

La FSA vela por la protección del consumidor, por lo que quiere notificar de manera clara a las empresas las circunstancias en las que el servicio de hamburguesas crudas o poca hechas es aceptable y los controles estrictos que deben aplicarse, y en aquellos casos en los que los controles no existen o no se aplican consistentemente, se debe contar con el apoyo de la autoridad local para que garantice la aplicación efectiva de los controles.

El trabajo de la FSA reflexiona sobre la aplicación del marco de la Agencia para alimentos en los que hasta la fecha se ha detectado una posibilidad de ‘riesgo’ y propone una serie de herramientas impulsando su uso sistemático en la práctica, aplicando una serie de controles a este tipo de hamburguesas no habituales en la restauración, con el objetivo de llegar a una decisión definitiva sobre estos productos.

La FSA exigirá a dichos establecimientos los siguientes requisitos:

  • Notificación previa a la autoridad local de la preparación y venta de hamburguesas poco hechas.
  • Garantía de los controles que realizan los proveedores de carne picada destinada al consumo de hamburguesas crudas o poco cocinadas.
  • Declaraciones de recomendaciones dirigidas a los consumidores en los menús donde se sirven hamburguesas crudas estableciendo el riesgo adicional que supondría su consumo.
  • Plan de comunicación para explicar los riesgos y controles realizados.
  • No obstante, la Agencia británica se asegurará de que las tasas de infección por E.coli y Salmonella debido al consumo de carne cruda sigan manteniéndose bajas.

Ya el pasado mes de marzo de este año, la FSA había realizado una serie de recomendaciones dirigidas a los consumidores sobre la preparación segura de hamburguesas en su propia casa. La intención ahora es que las autoridades locales tomen medidas contra las empresas que venden hamburguesas ‘con riesgo’ pero carecen de un plan de gestión de seguridad alimentaria validado y verificado, o donde la práctica diaria difiere del plan de gestión de seguridad alimentaria.

 

Resumen
Título
La FSA británica aplicará controles a las hamburguesas poco hechas
Descripción
La FSA británica ha establecido que la preparación y venta de hamburguesas crudas es inaceptable a menos que haya un plan de gestión de Seguridad Alimentaria validado y verificado.
Autor