Entre los diferentes tipos de helado, el de cucurucho se corona como rey indiscutible, seguido del de tarrina y el de palo tipo bombón. Por sabores, los que más nos gustan son el de chocolate, seguido de la vainilla, el limón, la nata y la fresa. Y como dato curioso, los que más echamos de menos: los míticos Frigodedo, Calippo y Drácula.

Los datos corresponden al segundo estudio Frigo de Hábitos de Consumo de Helados en España presentado hoy en Madrid que entre otros resultados indica que el helado se consolida como el snack favorito de los españoles durante los meses estivales, con casi un 40% de los españoles encuestados afirmando elegir el helado para picar entre horas frente otros snacks como una bolsa de patatas (16,8%) o una chocolatina (6,8%).

Para la mayoría de los españoles, comer un helado es concederse a sí mismo un momento de respiro (71,8%). El 14,1% toma helado en días muy estresantes para calmarse, y el 8,1% encuentra en el helado un alivio a su mal humor.

Los que más nos gustan

Entre los helados que más nos gustan, por tipos, el de cucurucho se corona como rey indiscutible, ya que es el preferido del 37% de los españoles. A continuación, el de tarrina, que lo prefieren el 31,7%, y en tercer lugar encontramos el helado de palo tipo bombón, favorito del 22,6% de los encuestados. Por comunidades, el orden se mantiene en casi todas excepto en Andalucía, cuyos habitantes prefieren en primer lugar la tarrina con un 49,7%, seguido del helado de palo tipo bombón con un 24,3%.

Por sabores, el chocolate vuelve a reinar por segundo año consecutivo ya que es el que más gusta al 37,9% de los encuestados españoles, seguido de la vainilla (15,6%), el limón (10,1%), la nata (9,9%) y la fresa (7,1%).

¿Dónde y con quién?

Entre los encuestados, el lugar de consumo que gana es el de fuera del hogar, detallando que se come helado con sus amigos (46,5%) o con su pareja (44,4%) que con su familia (39,6%), y muy pocos prefieren comerlo solos (10,1%). Los hombres, sin embargo, prefieren de forma clara comer helado con su pareja (48,9%) por encima de sus amigos (45%), mientras que las mujeres eligen en primer lugar a sus amigos (48,1%) y familia (41,3%) antes que a su pareja (39,7%) para comer helado fuera de casa.

Si entramos al detalle por edades, vemos claramente como los jóvenes entre 18 y 24 años destacan por preferir tomarse un helado con sus amigos (70,8%) y los de entre 25 y 34 eligen hacerlo con su pareja (58,8%). Finalmente, el resto de encuestados se inclinan a tomarlo con su familia cuando se trata de fuera del hogar.

En casa, en cambio, más de la mitad de los españoles prefieren comer helado con su familia (52,5%), y casi un tercio con su pareja (27,6%). El 27,6% también disfruta comiendo helado solo en casa, y el 17,5% lo hace con sus amigos. Cabe destacar que, entre los más jóvenes, de 18 a 24 años, sube de forma notoria el consumo de helados con amigos en casa (25,6%), mientras que los adultos de 25 a 34 años prefieren disfrutarlo con la pareja (59,2%). Finalmente, los mayores de 45 años prefieren claramente tomar helado en familia (63,2%).

Los que echamos de menos

Los españoles han crecido con la marca Frigo y tienen muy claro cuál era su helado favorito cuando eran niños. Aunque algunos de ellos hayan desaparecido del mercado con el paso de los años, éstos siguen en su memoria: el Frigodedo, con un 25% de los recuerdos es el ganador, aunque le siguen muy de cerca Calippo (24%) y Drácula (20%). Sin embargo, si nos fijamos por rango de edades, los jóvenes de 18 a 24 años eligen en su mayoría Calippo (40%), seguido del mítico Frigodedo (29%). En cambio, en aquellas personas de entre 35 y 45 años las preferencias cambian y su favorito es el Drácula (26%), al igual que lo mayores de 45 años (29%).

Resumen
Título
Los helados que más nos gustan
Descripción
El helado se consolida como el snack favorito durante los meses estivales, con casi un 40% de los encuestados afirmando elegir el helado para picar entre horas frente otros snacks.
Autor