El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo ha lanzado un nuevo diseño de botella para presentar la variedad principal de esta Denominación de Origen, la uva Mencía, una nueva imagen en línea con la vocación de progreso y avance de la D.O.

El tinto por excelencia de El Bierzo vendrá, a partir de ahora en una recién estrenada botella que se adapta a los nuevos tiempos y a las más recientes tendencias del sector del vino. Un elegante diseño que, junto con la actual etiqueta que lo acompaña, transmite la luminosidad y viveza que identifica a la Mencía.

Una uva que ocupa el 74,5% de la que se cultiva en El Bierzo. Se adapta a terrenos cálidos y algo secos, de fertilidad elevada y producción media-alta. Produce excelentes rosados y tintos —jóvenes, crianzas y reservas— y en cuanto a potencia y diversidad de aromas primarios, origina vinos suaves y aterciopelados de gran calidad.

El Bierzo

La zona de producción de los vinos amparados por la Denominación de Origen Bierzo está constituida por los terrenos ubicados en los términos municipales que el Consejo Regulador considera aptos para la producción de uva. El Bierzo es un conjunto de pequeños valles en la zona montañesa y una amplia y llana depresión, el bajo Bierzo, que van a configurar los tipos de cultivo. El viñedo se orienta fundamentalmente sobre los suelos de tierra parda húmeda, ligeramente ácidos y por tanto con ausencia de carbonatos, propio de climas húmedos.

La Denominación de Origen Bierzo fue reconocida en 1988 tras varios años trabajando por el reconocimiento y protección de sus variedades: Mencía, Garnacha Tintorera, Godello, Doña Blanca, Palomino y Malvasia.