Una nueva grasa insaturada, recién desarrollada por un equipo de investigación de Bélgica, ha logrado permanecer sólida a temperatura ambiente, por lo que eventualmente podría sustituir a las grasas saturadas sólidas comúnmente utilizadas por las empresas alimentarias, como el aceite de palma o el aceite de coco.

La noticia, avanzada por la publicación especializada estadounidense Oilive Oil Time en un artículo firmado por Paolo DeAndreis, explica que un equipo de investigación de la Universidad KU Leuven en la ciudad belga de Leuven y heredera de la antigua Universidad de Lovaina, ha desarrollado una nueva grasa a la que han llamado Sterolife, que han descrito como “una grasa inodora e incolora que creemos que se puede convertir en una alternativa para la industria alimentaria en la búsqueda de opciones más saludables a los productos ricos en grasas ya existentes”, según comenta Eva Daels, científica del grupo de investigación de Alimentos y Lípidos.

Nueva grasa insaturada, más saludable

Y es que, aunque las empresas alimentarias utilizan cada vez más grasas insaturadas como el aceite de oliva y el aceite de girasol para muchos de sus productos, aún así muchos alimentos requieren texturas específicas como, por ejemplo, la capacidad de untar, que es una característica que hasta ahora solo se conseguía a partir de las grasas saturadas. Por ello, y dadas sus propiedades, utilizando Sterolife se podría reducir el contenido de grasas saturadas en este tipo de productos sin sacrificar la calidad y textura.

Los investigadores explican que esta nueva grasa insaturada está elaborada a partir de esteroles vegetales, que a menudo se encuentran en pequeñas cantidades en frutas, verduras, nueces y granos. Los esteroles son un compuesto menor que también se puede encontrar en el aceite de oliva. Algunos estudios clínicos han demostrado que la ingestión dietética de fitosteroles disminuye los niveles de colesterol en sangre y probablemente inhibe su absorción desde el intestino delgado. Además, se ha demostrado que los esteroles actúan como agentes antiinflamatorios, antibacterianos, antifúngicos, antiulcerosos, antioxidantes y antitumorales. El contenido total de esteroles en el aceite de oliva oscila entre 1.000 y 2.200 miligramos por kilogramo.

Además, el uso de Sterolife ofrece también beneficios en términos de medio ambiente y sostenibilidad en sustitución del aceite de palma —la grasa más consumida en el mundo—, ya que el origen de la producción de este aceite se centra exclusivamente en zonas tropicales a costa de la deforestación de la selva tropical, la pérdida de la biodiversidad y la emisión de enormes cantidades de CO2.

Resumen
Nueva grasa insaturada, más saludable, que podría sustituir al aceite de palma
Título
Nueva grasa insaturada, más saludable, que podría sustituir al aceite de palma
Descripción
Una grasa insaturada, recién desarrollada por un equipo de investigación belga, ha logrado permanecer sólida a temperatura ambiente, por lo que eventualmente podría sustituir a las grasas saturadas sólidas comúnmente utilizadas por las empresas alimentarias, como el aceite de palma o el de coco.
Autor