Desayunar, comer, dar clases de tango, sevillanas o inglés, tomar un cóctel, disfrutar de una cena o bailar hasta el amanecer en un único lugar es ahora posible tras la inauguración ayer jueves de Ancora Madrid, un espacio que abre al público ininterrumpidamente durante las 24 horas del día. Situado en pleno centro de Madrid, […]

Desayunar, comer, dar clases de tango, sevillanas o inglés, tomar un cóctel, disfrutar de una cena o bailar hasta el amanecer en un único lugar es ahora posible tras la inauguración ayer jueves de Ancora Madrid, un espacio que abre al público ininterrumpidamente durante las 24 horas del día.

Situado en pleno centro de Madrid, el local cuenta con diferentes ambientes concebidos para comer, beber o disfrutar de diferentes actividades de ocio. El espacio que a lo largo del día se dedica a desayunos y comidas se transforma al atardecer, con una iluminación más tenue, para acoger cenas y copas.

Además, sus instalaciones de tecnología audiovisual —9 pantallas, 3 proyectores, un videowall y un sistema Kshow en resolución 4K— permiten al público interactuar con la sala durante la celebración de cualquier evento a través de tweets y mensajes en tiempo real.

Actividades día y noche

El amplio horario de cocina permite comenzar el día con un desayuno recién hecho, tomar el aperitivo a media mañana a base de tapas y raciones, comer a la carta o de menú, merendar o cenar, en dos espacios, una terraza al aire libre abierta durante todo el año y un comedor cubierto.

En la franja after work se ofrece también la posibilidad de asistir a clases de salsa, tango o sevillanas, disfrutar de conciertos en directo, escuchar monólogos de los cómicos de la Paramount Comedy o reforzar el nivel de inglés con clases, actividades e intercambios de idiomas. Y para finalizar el día, música y espectáculos en directo.


{jathumbnail off}