Oriol Balaguer abre nuevo establecimiento especializado en su producto estrella: el chocolate. Este nuevo local temático, el segundo de Oriol Balaguer en Barcelona, da alas a un universo chocolatero que el maestro pastelero pone en práctica con el único límite de la imaginación del cliente.

Situada en una de las calles con más atractivo gastronómico del barrio del Born de Barcelona, el local ofrece al cliente que pueda diseñar sus propias tabletas de chocolate, tomarse un helado personalizado con diversos toppings, un gofre, una crep, un croissant relleno, un pastel, un bombón o una piruleta o una taza de cacao negro, con leche o blanco.

Su socia en esta aventura es la empresaria Ana Zaragoza, propietaria del local e impulsora del producto estrella que propone La Chocolatería by Oriol Balaguer: el chocolate con churros para llevar. “Hemos patentado un soporte para tomar chocolate con churros que se coge con una sola mano –explica Ana Zaragoza–. Es el concepto take away aplicado al manjar goloso más típico de nuestra tierra”. El artilugio pretende instaurar una nueva manera informal de disfrutar de un producto que Balaguer domina en todas sus versiones.

La Chocolatería by Oriol Balaguer es, además, el primer establecimiento de la ciudad donde el cliente puede confeccionar su propia tableta de chocolate personalizada. “Tenemos más de 60 toppings para hacer las creaciones de chocolate más sorprendentes, siempre al gusto del consumidor” –asegura Balaguer– y gracias a una máquina que enfría el chocolate con los sabores deseados, podemos hacer las tabletas al momento, para que el cliente se las lleve en pocos minutos”.

El espacio, que antes era una galería de arte, se ha transformado hasta recordar los antiguos obradores y confiterías con detalles sencillos y vocadores, con una zona de degustación y una sala dedicada a talleres y actividades diversas.