El artista valenciano Héctor Serrano ha creado el llamado ‘PorrónPompero’,  un nuevo diseño que reinventa y actualiza el clásico porrón español, recuperando la idea y la tradicional actitud de compartir bebida y alimentos en torno a una mesa, pero adaptándose a los usos de vida actuales. El diseño de Héctor Serrano ha sido realizado para […]

El artista valenciano Héctor Serrano ha creado el llamado ‘PorrónPompero’,  un nuevo diseño que reinventa y actualiza el clásico porrón español, recuperando la idea y la tradicional actitud de compartir bebida y alimentos en torno a una mesa, pero adaptándose a los usos de vida actuales. El diseño de Héctor Serrano ha sido realizado para La Mediterránea, una empresa de manufactura artesana que produce piezas de vidrio 100% reciclado.

La forma clásica del porrón es sintetizada, manteniendo el icono reconocible. Sus formas fluidas crean una continuidad con la silueta de la botella que presenta el conjunto como un solo elemento.
PorrónPompero tiene tres tubos: uno estrecho por donde beber directamente de la botella, otro ancho para servir a copa y que puede ser utilizado al mismo tiempo para oxigenar el vino y el tercero, que encaja en la botella del mismo modo que un tapón.

Además, está realizado a mano, uno a uno en borosilicato, con el mismo proceso normalmente utilizado para el equipamiento de laboratorios de química. Este proceso permite conseguir formas continuas y complejas, imposibles de realizar con el método tradicional de soplado en molde.

Aunque el uso más común es para beber vino, también puede utilizarse para otras bebidas y líquidos, como cerveza o aceite. Y lo mejor, su precio, ya que sale a la venta por tan solo 9 euros.

Sobre el diseñador

Héctor Serrano (Valencia, 1974) fundó su estudio de diseño en Londres en el año 2000. El denominador común de sus proyectos está en la innovación y en el tratamiento de ideas familiares.

La actividad del estudio abarca el diseño de producto, diseño de espacios, comunicación y laboratorio. En este último se realizan los proyectos de investigación, que permiten tanto poner en práctica nuevas fórmulas, como cuestionar las existentes.

El constante intercambio entre estas áreas ha dado lugar a productos y proyectos exitosos y duraderos en el tiempo, con trabajos que han sido expuestos en museos como el V&A en Londres y Cooper- Hewit National Design Museum en Nueva York y forman parte de varias colecciones como la del Central Museum y la del Droog Design.