El Desayuno Español, una apuesta nacional alternativa al internacionalmente conocido como “Desayuno continental”, tan habitual en cualquier hotel o alojamiento del mundo, sigue ganando importantes apoyos para su difusión al exterior. Ahora es Telefónica España quien el próximo miércoles 8 de febrero presentará en Madrid un acuerdo de Adhesión al Desayuno Español, una iniciativa que […]

El Desayuno Español, una apuesta nacional alternativa al internacionalmente conocido como “Desayuno continental”, tan habitual en cualquier hotel o alojamiento del mundo, sigue ganando importantes apoyos para su difusión al exterior.

Ahora es Telefónica España quien el próximo miércoles 8 de febrero presentará en Madrid un acuerdo de Adhesión al Desayuno Español, una iniciativa que partió de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.

La presentación del acuerdo contará con las intervenciones de Pedro Luís Rubio Aragonés, vicepresidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español y Concepción Martín de Bustamante, directora del Servicio Mancomunado de Prevención de Riesgos Laborales de Telefónica España. Ambos ponentes detallarán los términos del acuerdo y aludirán a las ventajas de adoptar y promover dicha iniciativa.

Dos años de andadura

Con esta iniciativa, que fue presentada públicamente hace ahora dos años, el Desayuno Español, un hábito tan normal en nuestro país, se enfoca como una propuesta dirigida al exterior, una alternativa consistente, muy sabrosa y alimenticia elaborada a partir de ingredientes naturales y básicos como lo son el café o las infusiones acompañadas de elementos tan cardiosaludables como el aceite de oliva virgen extra, el pan, tomate, fruta, leche o yogur.

En estos dos años de andadura, la propuesta no solo se mantiene viva, sino que se ha ido reforzando con importantes apoyos y con la adhesión de organismos como el propio MARM desde su inicio, la Federación Española de Hostelería (FEHR), Paradores Nacionales, más recientemente el Grupo HM Hospitales y ahora Telefónica España, entre otros.