El pasado mes de diciembre comenzaba, por parte del el Ministerio, el trámite oficial para modificar la norma de calidad de la miel, especialmente en lo que se refería a implantar un etiquetado más detallado sobre el país de origen que, según la normativa vigente únicamente debía indicar si se trata de miel de la UE, de un país de Fuera de la UE, o una mezcla de ambas procedencias.

La decisión se producía tras varias reuniones con los principales representantes sectoriales del sector apícola para abordar cuestiones relativas a la situación de mercado de este producto y, específicamente, a la necesidad de cambios en el etiquetado de la miel, una reclamación recurrente por parte de todo el sector. De este modo, se iniciaba la tramitación de un nuevo real decreto para modificar la norma de calidad de la miel e implantar un etiquetado obligatorio más detallado sobre la procedencia de la miel, que salvaguarde la protección del consumidor y proporcione información clara respecto al país de origen.

Valoraciones sobre el nuevo etiquetado de la miel

En este sentido, Cooperativas Agro-alimentarias de España ha emitido un comunicado en el que explica que consideran insuficiente la propuesta del Ministerio sobre la modificación del etiquetado de la miel, ya que “no responde a la necesidad de un etiquetado de origen claro y útil para el consumidor”.

Según esta organización agraria, “con la propuesta del Ministerio, una miel podrá utilizar la denominación ‘Origen: China, España’ aunque contenga menos de un 1 % de miel española, lo que supone un grave perjuicio para la imagen de la miel nacional, que es producida bajo los mayores estándares de calidad del modelo europeo y que contribuye a la conservación de nuestro medio ambiente gracias a los efectos beneficiosos de la apicultura”. Por ese motivo, consideran imprescindible que se obligue a indicar el porcentaje de miel de cada origen y que el orden en que se enumeren sea de mayor a menor. De no ser así, “no se alcanzaría el objetivo de que no se utilicen pequeñas cantidades de una miel española o europea para dar un marchamo de calidad a un producto que no tiene globalmente esas cualidades, y se continuaría dando una información errónea al consumidor y perjudicando a nuestro sector apícola”, aseguran.

También recuerdan en su comunicado que España es el principal productor de la Unión Europea, por este motivo, el Ministerio de Agricultura debe poner en marcha un etiquetado de la miel verdaderamente claro, útil y que ponga en valor el papel de nuestra apicultura.

Resumen
Valoraciones del sector sobre el nuevo etiquetado de la miel
Título
Valoraciones del sector sobre el nuevo etiquetado de la miel
Descripción
Cooperativas Agro-alimentarias de España considera la propuesta del Ministerio sobre la modificación del etiquetado de la miel insuficiente ya que no responde a la necesidad de un etiquetado de origen claro y útil para el consumidor.
Autor