Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cada año se desperdician cerca de 1400 millones de kilos de alimentos en España de los cuales más del 75 % corresponde a alimentos sin utilizar, que o bien se han estropeado en el proceso de distribución o se han tirado a la basura.

Con el  objetivo de reducir este problema, el Gobierno ha impulsado la Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario que promueve actuaciones para evitar el desperdicio de alimentos en toda la cadena alimentaria. La ley entrará en vigor a principios de 2023.

En el ámbito doméstico no es sencillo cuantificar el despilfarro, sin embargo es posible estimar de forma indirecta el riesgo de despilfarro del hogar a través de los hábitos de compra, manipulación y consumo que pueden predisponer al desperdicio. Consciente de la importancia de esta problemática, el Instituto Silestone ha realizado un estudio basado en una encuesta que arroja un Índice de Riesgo de Despilfarro Alimentario (IRDA) clasificado en nivel bajo, medio o alto en los hogares.

El estudio, además, recomienda una serie de cambios en los hábitos para reducir el desperdicio de alimentos como, por ejemplo, los de compra —lugar de la compra, planificación de los menús, elaboración de una lista, evitar romper la cadena del frío…— los hábitos de conservación —ordenar por fechas los alimentos, revisar los conservados en la nevera y conocer la diferencia entre fechas de caducidad y consumo preferente—, y los de consumo, gestionando adecuadamente las sobras de los platos en lugar de tirarlas a la basura y preparando más a menudo platos de aprovechamiento como, por ejemplo, estos Rollitos de restos de verduras con salsa de sésamo, elaborados en base a una receta ofrecida por Bene Bono, startup francesa que trabaja con agricultores y productores de alimentos para salvar productos ecológicos buenos, frutas o verduras deformes y otros alimentos salvados del desperdicio, ofreciéndolos a los consumidores a un precio muy inferior al de mercado.

Rollitos de restos de verduras con salsa de sésamo

INGREDIENTES

  • Hojas de papel de arroz
  • Restos de verduras, en este caso: zanahorias, hojas de lechuga, champiñones
  • Diente de ajo
  • Vermicelli
  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja
  • Vino de arroz (mirin)

Para la salsa

  • 1 cucharada de pasta de sésamo
  • 1 cucharada de aceite de sésamo tostado
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de miel o jarabe de agave
  • El jugo de medio limón
  • Semillas de sésamo

ELABORACIÓN

Cortamos los champiñones y picamos el ajo

Salteamos los champiñones en una sartén con aceite hasta que estén dorados, luego añadimos el ajo picado, la salsa de soja y el mirin y cocinamos unos minutos más.

Rehidratamos los vermicelli siguiendo las indicaciones del etiquetado.

Pelamos las zanahorias y las cortamos en bastoncitos. Cortamos las hojas de lechuga por la mitad.

Para preparar los rollitos, humedecemos una hoja de papel de arroz y, aún firme, la disponemos sobre una tabla cubierta con un paño limpio. Colocamos la lechuga en el centro, los vermicelli, las zanahorias y los champiñones. Doblamos la parte inferior, luego los lados y enrollamos hacia arriba apretando bien. Repetir con el resto de papeles de arroz.

Para la salsa, mezclamos la pasta de sésamo, el aceite de sésamo tostado, la salsa de soja, la miel, el zumo de limón y las semillas de sésamo.

Servimos los rollitos acompañados de la salsa de sésamo.

Rollitos de restos de verduras con salsa de sésamo (receta sin desperdicio)
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Rollitos de restos de verduras con salsa de sésamo
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)