El número de trabajadores ocupados en los establecimientos de hostelería aumentó en el tercer trimestre del año un 5,9% respecto al mismo trimestre de 2013, hasta 1.525.800 trabajadores, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta cifra, que supone 84.900 personas más que hace un año, es la mayor alcanzada desde el inicio de la crisis en el tercer trimestre de 2008. Según la Federación Española de Hostelería (FEHR) el mayor incremento correspondió a los restaurantes y bares, donde el empleo aumentó un 6,9% situándose en 1.144.100 trabajadores, 73.900 personas más que hace un año.

En el alojamiento el incremento fue de un 3%, que se traduce en 11.100 ocupados más hasta un total de 381.700 trabajadores entre los meses de julio y septiembre.

Pese a la buena evolución del conjunto del sector, en la Comunidad de Madrid se produjeron fuertes descensos respecto al tercer trimestre del año anterior tanto en alojamiento como en restauración. En el lado contrario, Castilla y León y Cataluña tuvieron los avances más destacados respecto a un año atrás en alojamiento y la ciudad autónoma de Ceuta, así como Murcia, en restauración.

Récord en verano

En los meses de julio a septiembre el empleo aumentó en 104.500 personas respecto al segundo trimestre del año, un 7,4% más. Este incremento en términos absolutos se repartió casi por igual en las dos ramas de la hostelería, con 54.500 trabajadores más en restauración y 50.000 más en alojamiento.

En términos relativos el incremento fue superior en los hoteles, un 15,1%, mientras que en los restaurantes y bares aumentó un 5%.