La opinión internacional más generalizada sostiene, desde hace años, que Alinea es un restaurante que no tiene comparación posible en los Estados Unidos. Y es que probablemente se trate del establecimiento con un concepto de gastronomía más avanzado de todo el país. El espíritu revolucionario de Grant Achatz, su fundador, chef y socio principal, no […]

La opinión internacional más generalizada sostiene, desde hace años, que Alinea es un restaurante que no tiene comparación posible en los Estados Unidos. Y es que probablemente se trate del establecimiento con un concepto de gastronomía más avanzado de todo el país. El espíritu revolucionario de Grant Achatz, su fundador, chef y socio principal, no descuida ningún detalle: desde el cosmopolita estilo del servicio hasta los manteles diseñados especialmente para Alinea, o los simbióticos maridajes de los platos con las bebidas. Todo es distinto, nuevo, mágico, tan apasionante como las propias propuestas que se sirven en la mesa.

Tras unos años de formación en diversos restaurantes norteamericanos, en 2005 Grant decidió abrir su propio establecimiento en Chicago. El éxito fue rotundo: ese mismo año Alinea fue nombrado como el “Mejor Nuevo Restaurante de America”, Grant Achatz reconocido como “El Próximo Gran Chef Americano”, recibe los “Five Diamonds AAA”… y al año siguiente la prestigiosa revista Gourmet Magazine proclama Alinea como “El Mejor Restaurante de América”.

Una fulgurante trayectoria que ha llevado a este singular establecimiento hasta el actual séptimo puesto en el ranking mundial según la Lista S. Pellegrino 2010, después de haber ingresado en ella por primera vez en 2007, con el número 36.

Como un museo de arte contemporáneo

Según su concepto de local, Alinea se sitúa en una especie de diseño futuro que se eleva por encima de la imagen de cualquier restaurante, taberna o bar que hayamos conocido. La experiencia comienza en la misma puerta de entrada, cuando uno ingresa en un ambiente post-moderno, desnudo, casi evocador de un museo de arte moderno: mesas de gran tamaño muy separadas con manteles redondos sobre un suelo de madera, camareros vestidos como ejecutivos de un banco con unos elegantes trajes grises de tres botones sirviendo el menú sobre una minúscula vajilla y cristalería.

kitchenaction06_429

Un menú “guiado”

En definitiva, todo un mundo de diseño y misterio que anima al cliente a descifrar sus claves antes incluso de pasar a disfrutar de alguna de las dos opciones de menú que ofecen: el “Tasting”, compuesto por 13 platos a un precio de 120 euros y el “Tour”, con 27 propuestas por 175 euros, que en ambos casos el maitre se encarga de explicar y guiar, siempre en el riguroso orden impuesto por su creador, Grant Achatz.

Alinea
1723 North Halstead, Chicago, Ilnois 60614, USA
+1 312 867 0110
www.alinea-restaurant.com

{jathumbnail off}