Durante todo este fin de semana, la localidad castellonense de Benicarló se encuentra inmersa en su ya tradicional Fiesta de la Alcachofa (13 de enero al 29 de febrero), un evento que convierte las calles de esta ciudad, cada año más concurrida, en un escaparate de interesantes demostraciones culinarias. Una buena ocasión para disfrutar de […]

Durante todo este fin de semana, la localidad castellonense de Benicarló se encuentra inmersa en su ya tradicional Fiesta de la Alcachofa (13 de enero al 29 de febrero), un evento que convierte las calles de esta ciudad, cada año más concurrida, en un escaparate de interesantes demostraciones culinarias.

Una buena ocasión para disfrutar de las múltiples propuestas de una saludable cocina mediterránea que elaboran los mejores restauradores de la zona, o de otras propuestas populares como la que ayer tuvieron ocasión de probar todos los residentes y visitantes: la ‘Torrà popular de carxofes’, una degustación pública de alcachofas torradas a la brasa.

De la mano de más de 50 voluntarios, los asistentes pudieron disfrutar de una exquisita ración de alcachofas naturales asadas a fuego lento con la ayuda de un buen aceite de oliva virgen sobre un lecho de brasas de madera y acompañadas por un pan de pueblo tradicional y un vino tinto de la tierra.

Más de 1.500 kilos de esta preciada hortaliza, procedentes de las huertas locales, que fueron distribuidas entre el público al popular precio de 1,50 euros la ración.

Recordando a Santi Santamaría

En la presentación oficial de estas fiestas, que este año cumplen su XIX edición, el alcalde de Benicarló, Marcelino Domingo, quiso tener un recuerdo muy especial para el desaparecido chef Santi Santamaría, que apenas transcurrido un mes de recibir la Alcachofa de Oro, del pasado año, falleció inesperadamente.