El Ayuntamiento de Barcelona va a modificar la legislación vigente en cuanto a consumo de alcohol en espacios públicos, que hasta el momento únicamente prohibía el consumo en latas y cristal en estos espacios, según informa la Federación Española de Hostelería en su página web oficial, hosteleriadigital.es. Con el apoyo de CIU, la Comisión de […]

El Ayuntamiento de Barcelona va a modificar la legislación vigente en cuanto a consumo de alcohol en espacios públicos, que hasta el momento únicamente prohibía el consumo en latas y cristal en estos espacios, según informa la Federación Española de Hostelería en su página web oficial, hosteleriadigital.es.

Con el apoyo de CIU, la Comisión de Presidencia y Régimen Interior ha aprobado una iniciativa propuesta por el PP para la modificación de la Ordenanza de Civismo de Barcelona, encaminada a promover el consumo responsable, persiguiendo prácticas como el botellón, que según denuncia la Comisión “atenta contra la salud pública y causa molestias a los vecinos, así como una degradación de los barrios”.

La nueva normativa viene a ampliar la legislación vigente hasta el momento, que tan solo en 2011 supuso 27.000 denuncias por consumo de alcohol en la calle, siempre que fuesen en formato lata o cristal, estando permitido su consumo en bricks o cualquier envase de plástico.