Frédéric Mitterrand, ministro francés de Cultura, participará como un concursante mas en el programa televisivo «Un Dîner presque parfait» (Una cena casi perfecta), que el canal privado M6 emitirá el próximo martes 23 de septiembre. La emisión de este concurso coincide con la celebración de la Jornada Nacional de la Gastronomía, que Francia celebra ese […]

Frédéric Mitterrand, ministro francés de Cultura, participará como un concursante mas en el programa televisivo «Un Dîner presque parfait» (Una cena casi perfecta), que el canal privado M6 emitirá el próximo martes 23 de septiembre.

La emisión de este concurso coincide con la celebración de la Jornada Nacional de la Gastronomía, que Francia celebra ese mismo día y a punto de cumplirse el primer aniversario –en noviembre- de la declaración por parte de la UNESCO de la comida francesa como ‘Patrimonio Inmaterial de la Humanidad’, junto con la dieta mediterránea y la comida tradicional mexicana.

Según los medios franceses, se trata de la primera vez que un ministro de este país en activo participa como concursante en un programa televisivo, aunque al parecer Mitterrand aceptó la propuesta por los motivos antes comentados y de hecho el programa fue grabado en las instalaciones del propio ministerio de Cultura.

Mitterrand no optará al premio del concurso

No obstante, como sus otros cuatro contrincantes en el concurso, el ministro tuvo que realizar personalmente la compra de los ingredientes necesarios, cocinar, hacer los preparativos de la mesa y recibir a los comensales, eso sí, en el comedor ministerial. La única licencia que se ha permitido es que no será juzgado por los comensales –como el resto de concursantes- y por lo tanto, no optará al premio final.

Frédéric Mitterrand, reconocido intelectual, además de multifacético escritor, periodista, profesor, guionista, productor y realizador.trabajado como Animador de televisión, escritor, es sobrino del que fue Presidente de la República Francesa François Mitterrand. En junio de 2008 fue designado por el actual presidente Sarkozy para dirigir la Academia de Francia en Roma y un año después, fue nombrado ministro de Cultura y Comunicación.