Los Teatros del Canal de Madrid han presentado hoy el estreno absoluto del espectáculo El pimiento Verdi, un montaje musical realizado como homenaje a Giuseppe Verdi y Richard Wagner, en el bicentenario de sus nacimientos, bajo la dirección de Albert Boadella y que incluye fragmentos cantados de las óperas El Trovador, La Traviata, Rigoletto, Otello, […]

Los Teatros del Canal de Madrid han presentado hoy el estreno absoluto del espectáculo El pimiento Verdi, un montaje musical realizado como homenaje a Giuseppe Verdi y Richard Wagner, en el bicentenario de sus nacimientos, bajo la dirección de Albert Boadella y que incluye fragmentos cantados de las óperas El Trovador, La Traviata, Rigoletto, Otello, Nabucco, Aida, La fuerza del destino, Don Carlo, Tristán e Isolda, Tannhäuser, Sigfrido, Lohengrin, Walquiria, o Parsifal, entre otras.

En esta producción, que estará en cartel desde el 18 de abril hasta el 12 de mayo, El pimiento Verdi es el nombre de una taberna-restaurante en la que su propietario, gran aficionado a la zarzuela y las óperas de Verdi, organiza una cena homenaje para celebrar el 200 aniversario del nacimiento del gran compositor italiano, amenizada con la interpretación en directo de diversos fragmentos de sus óperas. 

 

Pero esta intención se ve frustrada cuando otros cantantes presentes en el local muestran explícitamente su desagrado ante la música de Verdi. Los seguidores de Wagner reclaman homenajear también al compositor alemán, cuyo aniversario coincide precisamente con el del italiano, y lo reivindican como un genio más profundo y menos pachanguero que el italiano. 

A partir de aquí, se inicia un rifirrafe musical entre los dos bandos, aprovechando fragmentos operísticos de ambos compositores. Los dúos, arias o coros, se lanzan como crítica, burla y escarnio hacia el rival. 

Tanto Giuseppe Verdi como Richard Wagner nacieron en 1813, en el Ducado de Parma (Francia) y Leipzig (Alemania), respectivamente. Son los máximos exponentes de la lírica del romanticismo, con importantes títulos como Rigoletto, La Traviata o Il Trovatore (Verdi); y El holandés errante o El anillo del nibelungo (Wagner). 

Para Albert Boadella, director del montaje, Verdi y Wagner suponen dos formas musicales y dramáticas en las antípodas. Dos nociones del arte y del mundo con una significativa influencia en su tiempo, así como en generaciones posteriores, algunas de las cuales utilizaron sus partituras en función de intereses políticos diversos. Ambos compositores son dos figuras que merecen un homenaje como el que El pimiento Verdi les ofrece.

Las semillas del pimiento Verdi, exposición fotográfica

Paralelamente al espectáculo, en el vestíbulo de la Sala Verde el público podrá disfrutar de la exposición Las semillas del pimiento Verdi, del fotógrafo inglés Owain Shaw. La muestra ofrece imágenes de los ensayos de este montaje.


{jathumbnail off}