Según la guía internacional de líneas directrices de Responsabilidad Social, ésta se define como “la responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades ocasionan en la sociedad y el medio ambiente, a través de un comportamiento transparente y ético que contribuya al desarrollo sostenible, la salud y el bienestar de la […]

Según la guía internacional de líneas directrices de Responsabilidad Social, ésta se define como “la responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades ocasionan en la sociedad y el medio ambiente, a través de un comportamiento transparente y ético que contribuya al desarrollo sostenible, la salud y el bienestar de la sociedad, que tome en consideración las expectativas de sus partes interesadas, cumpla con la legislación aplicable y sea coherente con la normativa internacional de comportamiento y esté integrada en toda la organización y se lleve a la práctica en sus relaciones”.

Bajo estas premisas, la Asociación CAAE presentó ayer martes, en la sede de la Fundación Caja Rural en Huelva, las “Normas de responsabilidad social para empresas ecológicas”. Se trata de unos estándares propios desarrollados por la entidad, que ofrecen a las empresas con certificación ecológica la posibilidad de contar con un distintivo que acredite el cumplimiento de estos requisitos sociales, económicos y ambientales.

Las normas complementan el valor ecológico

Con el desarrollo de estas normas, se pretende “que las organizaciones que se encuentran certificadas en producción ecológica alcancen la excelencia, conociendo y considerando su entorno social y ambiental, actuando de manera ética y transparente, asumiendo su rol de motores del desarrollo sostenible en sus lugares de implantación y aprovechando la ventaja competitiva basada en el compromiso con la sociedad y el medio ambiente”. Así, las normas complementan el valor ecológico con valores y principios adicionales en los ámbitos social, económico y ambiental.

La norma desarrollada por Asociación CAAE se ha estructurado en cinco bloques de requisitos: Sociales, ambientales, de gestión y desempeño económico, de calidad y generales de responsabilidad social. Las empresas que apuesten por esta certificación contarán con un distintivo que acreditará el cumplimiento de estas normas.

Beneficios en diferentes ámbitos de gestión

Las empresas que opten por esta certificación encontrarán beneficios en distintos ámbitos: relacionados con su propia gestión empresarial, medioambientales y sociales. Medioambientalmente, la aplicación de estas normas reduce gastos energéticos asociados a la eliminación de residuos o descontaminación, optimiza el consumo de recursos y detecta los principales riesgos ambientales asociados a la actividad de la empresa. En este sentido, la implantación de estas normas contempla, entre otros requisitos, la atención especial al impacto medioambiental de las actividades desarrolladas por la empresa como el consumo energético y de recursos hídricos o el cálculo de la huella de carbono y la generación de residuos.

Desarrollo del entorno local y compromiso en la relación laboral

Las normas también estipulan explícitamente que las empresas adheridas, a través de su labor de producción ecológica, participarán y fomentarán el desarrollo del entorno local donde se ubican sus centros productivos. Asimismo, se incluye la relación laboral entre empresa y trabajadores, en referencia a medidas de conciliación familiar, igualdad de oportunidades y no discriminación, y otras disposiciones complementarias a las leyes vigentes en materia de derechos humanos, sociales y laborales.

En definitiva, a través de la implantación de estas medidas se pretende propiciar una gestión más transparente para todas las partes interesadas y un reconocimiento social para la empresa, que se traduce en una visión positiva de la marca asociada a ella y a sus actividades y productos.

Las “Normas de responsabilidad social para empresas ecológicas” han sido desarrolladas por la Asociación CAAE, con la financiación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

Acerca de CAAE

La asociación sin ánimo de lucro CAAE certifica bajo la normativa europea en las comunidades autónomas en las que está autorizada (Andalucía y Castilla-La Mancha) y en Sudamérica, donde ha comenzado a certificar en Perú. En otros territorios estatales (Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia, Navarra, Castilla León, Extremadura) y en países como Portugal, Holanda e Italia cuenta con operadores bajo las certificaciones de otras normativas y de insumos utilizables en producción ecológica.

CAAE, que aplica la totalidad de sus rentas, cualquiera que sea su procedencia, al cumplimiento de sus fines, agrupa más del 50% de la producción ecológica certificada en España, asegurando la calidad de productos amparados bajo la Marca CAAE y contribuyendo a la mejora de la competitividad de las empresas certificadas, mediante la innovación y el desarrollo tecnológico.

Artículos relacionados:

La producción ecológica sigue creciendo

{jathumbnail off}