Las primeras valoraciones de los daños ocasionados por las lluvias en el Sureste español indican graves pérdidas, especialmente en producciones de hoja del Campo de Cartagena. En concreto, el 50% de las producciones de lechuga no podrán recolectarse para Navidad y se ha perdido la totalidad de la producción de espinaca y minihojas.

La lluvia ha llegado en su peor momento para los productores de hoja, que son los que están registrando mayores pérdidas a causa de las inundaciones registradas en el Sureste español: variedades de lechuga, espinaca y minihojas son las más afectadas. Otras producciones, como la alcachofa, han recibido con benevolencia las lluvias de estos días y productos como el brócoli, coliflor y calabacín se verán afectados por el exceso de humedad.

Concretamente, los productores del Campo de Cartagena son los más perjudicados por las inundaciones que, desde el pasado jueves, se han producido en la Región de Murcia. Los técnicos de las empresas asociadas a Proexport —la asociación de productores y exportadores de frutas y hortalizas de la Región de Murcia— están evaluando aún los daños ocasionados por las lluvias en sus producciones y, aunque es pronto para avanzar cifras hasta que puedan entrar a los campos en estos momentos anegados, ya se han señalado las primeras pérdidas.

“Aún es pronto para evaluar daños, pero la zona del Campo de Cartagena es la más perjudicada. Si primero se ha cebado con ella la sequía, ahora son las inundaciones las que están dañando el campo”, afirma el presidente de Proexport, Juan Marín, añadiendo que, en cambio, en el Valle de Guadalentín las lluvias han beneficiado a productos como la alcachofa.

Lechuga y espinaca

Para lechuga, espinaca y otras variedades de hoja, la campaña de Navidad se ha truncado, ya que desde el jueves no pueden recolectar por las lluvias. “Se van a perder un 50% de las producciones de lechuga y sus variedades que iban a recolectarse para las fiestas de Navidad”, explica el presidente de la Sectorial de Lechuga Iceberg de Proexport, Javier Soto. Desde el pasado jueves no se ha podido entrar a recolectar y hasta el jueves será imposible acceder a los campos. Por su parte, el presidente de la Sectorial de Hortalizas Varias, José Antonio Cánovas, indica que se ha perdido toda la producción de espinaca y minihojas: “Todas las producciones de tres o cuatro semanas en el Campo de Cartagena en estas variedades se han perdido por las inundaciones”.

Por otro lado, el pimiento —que estaba recién trasplantado en los invernaderos de la zona— también se ha perdido en parte de ellos o bien las plantas están muy dañadas. A la espera de poder evaluar detalladamente los daños, en torno a un 25% de las plantas se han perdido. En cuanto a próximos trasplantes, no se podrán realizar debido a que las fincas están inundadas o húmedas en exceso, lo que impedirá abordar los programas tal y como estaban previstos en los próximos meses. Y en lo relacionado con la calidad, se prevén pudriciones por el exceso de humedad y botritis, así como productos de hoja con tierra.

Junto a los daños en las producciones, invernaderos arrasados por escorrentías, caminos y pasos cortados que impiden acceder a las explotaciones, desbordamiento y rotura de embalses y mallas son algunas de las consecuencias que este temporal ha ocasionado en las infraestructuras agrícolas.

Resumen
Las lluvias ocasionan graves pérdidas en cultivos del Sureste español
Título
Las lluvias ocasionan graves pérdidas en cultivos del Sureste español
Descripción
Las primeras valoraciones de los daños ocasionados por las lluvias en el Sureste español indican graves pérdidas, especialmente en producciones de hoja del Campo de Cartagena.
Autor