El flamante restaurante parisino del joven chef vasco francés Iñaki Azpitarte, Le Chateaubriand, rompe sin duda todos los esquemas clásicos de los restaurantes franceses de alta cocina. Calificado en el puesto número 9 de de la recientemente editada lista S.Pellegrino World’s 50 Best Restaurants 2011, se trata además del mejor establecimiento francés clasificado en la lista, […]

El flamante restaurante parisino del joven chef vasco francés Iñaki Azpitarte, Le Chateaubriand, rompe sin duda todos los esquemas clásicos de los restaurantes franceses de alta cocina. Calificado en el puesto número 9 de de la recientemente editada lista S.Pellegrino World’s 50 Best Restaurants 2011, se trata además del mejor establecimiento francés clasificado en la lista, ya que los primeros diez puestos los ocupan un restaurante danés (Noma, con el nº1), tres españoles (El Celler de Can Roca, en segundo lugar, Mugaritz, el tercero y Arzak en el nº 8) un italiano (Osteria Francescana, en cuarto lugar), uno británico (The Fat Duck en el nº 5), dos estadounidenses, Alinea, y Per (en los puestos 6 y 10 respectivamente) y un brasileño, DOM, en el puesto número 7.

Y sin embargo tanto Le Chateaubriand como su chef Iñaki Azpitarte son una apuesta que no cae bien a sus compatriotas franceses, quienes le atacan permanentemente con campañas en su contra, sobre todo por parte de la prensa gastronómica más especializada.

Porque su propuesta a base de una comida con tanta clase y creatividad como los mejores restaurantes del mundo, se sirve sin embargo en un local con el aspecto de un simple bar, con su tradicional barra de zinc, sus pizarras en la pared y sus típicas sillas duras de madera de toda la vida.

Un sueño hecho realidad

La realidad es que Iñaki Aizpitarte había mantenido desde siempre que su ilusión era crear un restaurante donde sus amigos pudieran darse el lujo de comer. De modo que llegado el momento decidió montar su propio negocio, a base de una excelente gastronomía en su versión más democrática, pero con unos precios que aunque elevados, están en línea con un tipo de público más joven, fresco y desenfadado y con una decoración intima y sencilla que logra que esta ecléctica clientela considere que se encuentra en “su propio local”.

Los platos de Aizpitarte están muy influenciados por sus raíces vascas, pero se basan también en la experiencia acumulada a partir de sus múltiples y variados viajes. Con una inclinación muy particular por la deconstrucción de recetas clásicas, que después volver a trabajar desde la óptica más actual de una simplicidad minimalista, Azpitarte ofrece una gran variedad de combinaciones audaces e imaginativas, pero con la característica particular de procurar usar la cocina en la menor medida posible, con la intención de no adulterar las texturas, colores y sabores originales de los alimentos.

Menú con propuesta única

En cuanto al menú, Le Chateaubriand ofrece siempre una única propuesta, la que Iñaki Aizpitarte decide cada día en función de la temporada y el mercado, sin posibilidad de elección por parte del cliente, que por otro lado acepta la propuesta encantado. Un sistema que le permite mantener unos precios relativamente bajos dentro del nivel máximo de calidad en que verdaderamente se mueve este magnífico restaurante.

Le Chateaubriand
129 Avenue Parmentier
75011 Paris, France
Tel: +33 (0) 1 4357 4595

le-chateaubriand-exterior