Berlín está de moda. Una ciudad vieja y nueva al mismo tiempo en proceso de redescubrirse y reinventarse que se ha convertido en fuente de inspiración para artistas, creadores de tendencias, empresarios…

Y ese espíritu se ha trasladado también a la gastronomía, un aspecto en el que gracias a su estratégica situación entre los países europeos centrales y orientales, la ciudad se ha convertido en un verdadero centro de fusión entre diferentes culturas.

El pasado 17 de agosto, la periodista Luisa Weiss, colaboradora del diario británico The Guardian, recomendaba en un artículo publicado en este periódico los que desde su punto de vista, son en este momento los mejores cafés y pastelerías de Berlín.

Oliv Café

oliv-cafeParedes al carbón, sillas de estilo modernista y mesas de losa, dan un sofisticado toque contemporáneo a este café situado en la esquina de una transitada calle en Mitte, el principal distrito de Berlín, que alberga el centro histórico de la ciudad.

Un local muy actual aunque sea un lugar al que la gente acude a tomar la tradicional y hogareña tarta de queso alemana hecha con queso Quark, unas ricas mermeladas de fruta, o una tarta ligth de chocolate, como la de siempre, pero sin harina. El café está delicioso, así como los diferentes sándwiches y quiches de verduras que sirven a mediodía acompañados de ensaladas variadas.

Cuando hace buen tiempo, los clientes llenan las pequeñas mesas de madera que tienen instaladas en la terraza y en invierno se puede disfrutar de un agradable surtido de tes en su interior.

Oliv Café. Münzstrasse 8. Mitte. +49 30 8920 6540. www.oliv-cafe.de

Pastelería Cafe Buchwald

BuchwaldOKLa familia Buchwald ha estado elaborando la Baumkuchen -una tarta por capas hecha al horno con mermelada de albaricoque y cubierta de una fina escarcha de azúcar o chocolate negro- durante más de 150 años. Desde entonces, poco ha cambiado en este agradable café y pastelería pasado de moda, situado en Hansaviertel, un barrio al oeste de Berlín perteneciente al distrito de Tiergarten.

Si quiere disfrutar de un reconstituyente café con su famosa Baumkuchen o de la rica tarta de chocolate Herrentorte, pida que se lo sirvan en el salón de té, que destaca por su antiguo suelo de parqué. Con buen tiempo, procure sentarse en el jardín exterior de hortensias con vistas al río Spree.

Pastelería Cafe Buchwald. Bartningallee 29. Tiergarten. +49 30 391 5931. www.konditorei-buchwald.de

Café Einstein

Cafe-Einstein2El Café Einstein, situado en un bonito caserón de principios del siglo XX con paredes de madera artesonada y bancos de cuero, es un refinado restaurante-café vienés que tiene a gala servir, tanto a mediodía como en las cenas, las mejores versiones de platos típicos austriacos, como el escalope a la vienesa, el Tafelspitz (carne de ternera cocida al estilo vienés) o el Apfelstrudel, un postre típico tradicional de la cocina austriaca.

Un lugar donde uno puede pasarse horas con un Wiener mélange (café tradicional de Viena similar al capuchino), leyendo el periódico o mirando de reojo a los vecinos de mesa, entre los que se encuentran una gran cantidad de artistas e intelectuales berlineses. Por si fuera poco, en el Einstein tuestan ellos mismos el café y hornean a diario varias veces su propio pan, pasteles y tortas que sirven desde el desayuno, durante todo el día.

Café Einstein. Kurfürstenstrasse 58. Tiergarten. +49 30 2639 1918. www.cafeeinstein.com

Brotgarten

brotgartenOKBrotgarten fue una de las primeras panaderías de pan integral de Berlín cuando abrió sus puertas en 1978 en una tranquila calle del antiguo barrio de Charlottenburg y todavía hoy siguen haciendo posiblemente los mejores Vollkorn (el auténtico pan alemán) de la ciudad, con su atractivo color oscuro y bien rellenos de semillas y granos.

La panadería es un lugar alargado en el que se vende hasta 29 tipos diferentes del pan cada día y atrae a clientes no solo de la vecindad sino de los alrededores de Berlín. Y justo al lado de la panadería, se encuentra el pequeño café Brotgarten, donde se puede tomar un tazón de sopa de verduras con unas rebanadas de su inimitable pan, o por las tardes un café con algún sano acompañamiento como una tarta Linzer integral (tarta vienesa de frambuesa, chocolate y especias) o una rica tarta de manzana.

Brotgarten. Seelingstrasse 30. Charlottenburg. +49 30 322 8880. www.brotgarten.de

The Barn

the-barnOKSi le apasiona el café, no deje de visitar The Barn, un local situado en una pequeña calle en Mitte (el centro) donde su propietario Ralf Rüller sirve únicamente cafés que provienen de pequeños productores y tostadores, como el Denmark’s Coffee Collective (El Colectivo de café de Dinamarca) o  Stumptown Coffee Roasters (Tostadores de café de Pórtland).

Rüller, el propietario, es un auténtico seguidor del movimiento Slow Food y hace todo lo posible por seguir sus principios, rellenando sus sándwiches recién hechos con quesos y carnes locales y sirviendo croissants extraordinariamente tiernos y hojaldrados. Si le gusta el dulce, debería probar su tarta de zanahoria casera con queso cremoso, o su arroz con leche y compota de manzana.

The Barn. Auguststrasse 58. Mitte. +49 151 2410 5136. www.thebarn.de

Pasam Baklava

PBaklavaOKEl la calle Goebenstrasse, en la frontera entre los barrios de Schöneberg y Kreuzberg, hay una pequeña joya de panadería que solo vende baklavas turcos (antiguo pastel de origen mesopotámico), recién hechos en el local. Este negocio de larga tradición familiar ofrece diferentes clases de pasteles, ya sean repletos de nueces o pistachos picados, empapados de jarabe, o con una cremosa leche de sémola cayendo como una tentación por los costados.

Goebenstrasse 12a. Schöneberg. +49 30 2196 2383. www.pasam-baklava.de

 

Weichardt Brot

Weichardt-BrotOKLejos de las muchedumbres de los barrios de Mitte y Prenzlauer Berg, el Weichardt Brot, un clásico negocio familiar, hace todos los días unos magníficos croissants tan dorados como un picaporte de bronce y además tienen instalado un clásico molino de piedra en un espacio lateral con grandes ventanas a la calle, a la vista de los transeúntes, que muele continuamente trigo para lograr una harina siempre recién hecha.

Además de sus panes frescos, hacen ricos pasteles artesanos, panes dulces, galletas navideñas, mermeladas estacionales, piezas de mazapán y una tarta con una mezcla de  chocolate y nata amarga que realmente es un milagro de la ingeniería del dulce.

Mehlitzstrasse 7. Wilmersdorf. +49 30 873 8099.  www.weichardt.de

Bäckerei Balzer

B_BalzerOKVaya temprano si quiere tener la posibilidad de probar uno de los famosos Streuselschnecken (tarta típica de la cocina alemana a base de harina, manteca y azúcar) que elaboran en esta pastelería, unos bollos cubiertos de polvo de azúcar que muchos dicen son los mejores a la ciudad. En pleno Mitte, un vecindario donde la mayoría de los antiguos negocios hace ya mucho tiempo que dieron paso a tiendas de moda, galerías y cafés de diseño, Bäckerei Balzer se ha mantenido firmemente en su sitio.

Abierto en los años 20, sigue siendo un negocio familiar que suministra a ese entorno barras de pan tradicionales, pastelitos de mantequilla y azúcar, buñuelos de manzana frescos y kilómetros de tarta de queso Quark. Las cortinas de cordones y el sencillo espacio interior retrotraen sin duda a otros tiempos.

Sophienstrasse 31. Mitte. +49 30 282 6537

Sgaminegg

SgamineggOKEste café-delicatessen modesto, metido en una pequeña calle de Prenzlauer Berg, está  considerado como un tranquilo reducto por muchos de los residentes de una vecindad que tiende a  alborotarse fácilmente. El enfoque del negocio se basa en productos orgánicos y locales, bajo la filosofía Slow Food.

El café es de un tostador local y la comida es sencilla y rústica, como puede serlo una simple sopa de tomate o una ensalada alemana de patatas. En un espacio lateral tienen una buena selección de vinos, zumos artesanales, aceites de oliva, bombones y frutos secos. Los sábados montan, delante de la tienda, un pequeño ‘mercado verde’ de productos regionales, carne y pescado.

Seelower Strasse 2. Prenzlauer Berg. +49 30 4473 1525. www.sgaminegg.de

DoubleEye

Double-eyeOKHaga sol o llueva, nunca falta gente haciendo cola en este diminuto café situado en Schöneberg, donde abundan pequeñas tiendas de moda, cafés y negocios locales. Con unos precios muy populares y una magnífica calidad, parece que existe un consenso generalizado para considerar DoubleEye como el mejor café de Berlín.

Eso sí, tenga paciencia hasta que consiga que le sirvan y no deje de probar su famosa  tarta portuguesa junto con un ‘cortado’, esa versión tan española del café que no es fácil encontrar fuera de nuestro país.

Akazienstrasse 22. Schöneberg. +49 179 456 6960. www.doubleeye.de

 

Resumen
Título
Los 10 mejores cafés y pastelerías de Berlín
Descripción
Berlín está de moda. Una ciudad vieja y nueva al mismo tiempo en proceso de redescubrirse y reinventarse con artistas, creadores de tendencias y empresarios.
Autor