La proclamación de los 50 mejores restaurantes del mundo, The World’s 50 Best Restaurants 2013, que tuvo lugar anoche en el London’s Guildhall de la capital inglesa con la presencia de lo mejor del mundo gastronómico, dio como resultado para la cocina española la recuperación del ‘título’ de mejor restaurante del mundo por parte de El Celler de Can Roca, desbancando al danés Noma, que lo había disfrutado en los últimos tres años y que ahora pasa a ocupar la segunda posición.

La proclamación de los 50 mejores restaurantes del mundo, The World’s 50 Best Restaurants 2013, que tuvo lugar anoche en el London’s Guildhall de la capital inglesa con la presencia de lo mejor del mundo gastronómico, dio como resultado para la cocina española la recuperación del ‘título’ de mejor restaurante del mundo por parte de El Celler de Can Roca, desbancando al danés Noma, que lo había disfrutado en los últimos tres años y que ahora pasa a ocupar la segunda posición.

  Los otros cuatro restaurantes españoles que ya figuraban en esta prestigiosa lista tuvieron comportamientos diferentes: Mugaritz (Errentería), que el año pasado obtuvo la tercera posición, en esta ocasión pasa a ocupar la cuarta; Arzak (San Sebastián) repite en el puesto número ocho de la lista, mientras que Quique Dacosta (Denia) protagoniza una espectacular escalada al pasar del número 40 que ocupaba el pasado año al 26 actual. Por su parte, Asador Etxebarri (Atxondo) retrocede hasta el puesto número 44 desde el 31 que ocupaba el pasado año 2012.

Entre los premios adicionales que concede la organización, cabe destacar el obtenido por el francés Alain Ducasse, reconocido con el galardón Lifetime Achievement, homenaje a la trayectoria de toda una vida dedicada a la cocina y la restauración, una distinción que el pasado año recayó en el norteamericano Thomas Keller, fundador del revolucionario The French Laundry, en Napa Valley.