Estados Unidos y Canadá están concentrando en 2013 sus importaciones en los vinos con mayor valor añadido, lo que propicia un muy buen desarrollo del vino español en términos de valor, gracias sobre todo al excelente comportamiento de los vinos nacionales envasados. Similar tendencia se da en Reino Unido, mercado en el que España refuerza […]

Estados Unidos y Canadá están concentrando en 2013 sus importaciones en los vinos con mayor valor añadido, lo que propicia un muy buen desarrollo del vino español en términos de valor, gracias sobre todo al excelente comportamiento de los vinos nacionales envasados. Similar tendencia se da en Reino Unido, mercado en el que España refuerza su tercer puesto como proveedor de vino envasado, registrando además el mayor crecimiento en valor y volumen entre los 10 principales exportadores.

Lo mismo ocurre en Japón, donde los vinos espumosos y envasados españoles dejan cifras realmente positivas, con el vino a granel a la baja en los cuatro mercados que presenta un reciente estudio del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).

Estados Unidos. Las importaciones en este país tienden en 2013 a los vinos con mayor valor añadido, con buen desarrollo para espumosos y envasados.España exportó menos vino por caída de sus ventas a granel, pero facturó más gracias a un muy buen comportamiento del vino envasado, que creció muy por encima de la media. El enorme impulso de las compras de graneles registrado en 2012 no está siendo tal en 2013, ya que EE.UU. necesita este año mucho menos vino importado para sus bodegas, lo que repercute fuertemente en las compras de granel a España, Francia y Argentina.

Canadá. El mercado canadiense mantuvo estable el volumen de vino importado en el primer semestre de 2013, aunque aumentó su inversión por la mejor marcha de los vinos con precios más altos. Se trata de un gran momento para los vinos envasados españoles, que crecen muy por encima de la media en Canadá y superan a Chile en este semestre. Italia sigue como primer proveedor, con gran desarrollo de los vinos estadounidenses, sobre todo en valor.

Reino Unido. Por su parte, el mercado británico redujo levemente sus importaciones de vino en el primer semestre de 2013, algo más en volumen que en valor. España se comporta algo mejor que la media en ambos aspectos, gracias a los buenos datos del vino envasado, que contrarrestan la pérdida de mercado de espumosos y graneles. Francia en valor e Italia en volumen siguen como primeros proveedores, aunque pierden cuota en esta primera mitad de año.

Japón. Las importaciones japonesas de vino cayeron ligeramente en volumen en el primer semestre de 2013, aunque crecieron a muy buen ritmo en valor tras la subida de precios de todos los vinos adquiridos. El vino envasado, primer vino importado con cerca del 70% de las compras totales, fue el único que cayó en volumen. Gran desarrollo de los vinos espumosos y envasados españoles, lo que les permite ganar cuota de mercado en valor.


{jathumbnail off}