En el año 2011 la Comisión Europea actualizó la normativa aplicable al etiquetado de los alimentos como consecuencia del interés creciente del consumidor europeo por conocer el origen de los alimentos que adquiere. Esta nueva normativa permite que el consumidor cuente con la mayor información posible en sus decisiones de compra, a la vez que se garantiza la libre circulación de los alimentos producidos y comercializados, protegiendo así los intereses legítimos de los productores.

El pasado 1 de abril entró en vigor el Reglamento de Ejecución de la Comisión por el que se establece la indicación obligatoria del país de origen o del lugar de procedencia para, entre otras, la carne de ovino y caprino. En éste se establece la obligatoriedad se suministrar al consumidor final el “País de Cría” y el “País de Sacrificio” de la carne de ovino y caprino en todas sus formas de comercialización.

En relación a la nueva ley de etiquetado de alimentos, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino, INTEROVIC, ha detectado algunas deficiencias de cumplimiento en los puntos de venta que impiden el conocimiento del origen de las carnes de ovino y caprino a la hora de realizar su compra, solicitando por tanto su cumplimiento efectivo. También a la distribución que, aunque mayoritariamente comercializa en bandejas ajustándose a la norma, la información del etiquetado debería tener mayor tamaño, es decir, etiquetas más grandes que faciliten su lectura.

Esta situación ha provocado que INTEROVIC se dirija por escrito a la Consejerías competentes en materia de etiquetado de todas las Comunidades Autónomas para solicitar que se realicen los controles oportunos que garanticen el cumplimiento de esta exigencia reglamentaria en todo el territorio español, para salvaguardar los derechos de información del consumidor y evitar distorsiones de competencia en la cadena ganadero-cárnica del ovino y caprino.

Lo que más interesa

En esta misma línea, un reciente estudio sobre el comportamiento del consumidor ante la información alimentaria realizado por HISPACOOP, Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios, pone de relieve que el consumidor responsable de las compras da mucha importancia a la información alimentaria, aunque el 63% de los encuestados no han percibido cambios en el etiquetado.

Según este estudio de HISPACOOP, lo que más interesa al consumidor cuando estudia una etiqueta de alimentos sería:

  • La fecha de caducidad o consumo preferente es la cuestión de mayor interés tiene en la decisión de compra, por encima de las otras, como el etiquetado de los alimentos (48%), las declaraciones como bajo en sal, sin grasas… (50%), o los alimentos específicos para enfermedades, dietas… (20%).
  • Las fechas de caducidad y consumo preferente son consultadas por el 95 por ciento de los encuestados.
  • Cuando leen el etiquetado, se fijan principalmente en la lista de ingredientes, seguida de las condiciones de conservación de los productos y de la información nutricional.
  • De los que se fijan en la información nutricional de los alimentos, mayoritariamente los encuestados centran su interés en las grasas (saturadas y trans), los azúcares y el valor energético (calorías), tomando también importancia el resto de grasas mono insaturadas o poliinsaturadas en detrimento de otra información como la sal, la fibra alimentaria, las vitaminas o minerales.
  • El interés por la información sobre el país de origen o lugar de procedencia del alimento es muy bajo y aumenta con la edad de los encuestados. Nueve de cada diez personas que se fijan en esta información escogen los alimentos producidos en su región o país.
  • Información relativa a los alérgenos es considerada muy importante por el 90 por ciento por las personas que se fijan en ella, aunque éstos suponen un menor porcentaje que quienes se fijan en el resto de información. Es la cuestión más conocida.
Resumen
Título
¿Se cumple la nueva ley de etiquetado de alimentos?
Descripción
En relación a la nueva ley de etiquetado de alimentos, INTEROVIC ha detectado algunas deficiencias de cumplimiento en los puntos de venta que impiden el conocimiento del origen de las carnes de ovino y caprino.
Autor