Una compañía estadounidense con sede en California ha llegado a un acuerdo con la empresa de pastelería canaria Doramás, para la comercialización en EEUU de los conocidos ‘suspiros’, una pieza de repostería típica de la isla de Gran Canaria, en especial de la localidad de Moya en la que Doramás tiene su obrador principal. Según […]

Una compañía estadounidense con sede en California ha llegado a un acuerdo con la empresa de pastelería canaria Doramás, para la comercialización en EEUU de los conocidos ‘suspiros’, una pieza de repostería típica de la isla de Gran Canaria, en especial de la localidad de Moya en la que Doramás tiene su obrador principal.

Según informa laprovincia.es, la empresa familiar canaria comenzará a exportar tras el verano este y otros dulces de su producción, que serán distribuidos en restaurantes y tiendas gourmet de California, generalmente frecuentadas por los grandes actores y protagonistas de la industria cinematográfica norteamericana.

La fábrica espera contar en octubre con todos los permisos necesarios por parte de la FDA, la Agencia de Alimentación estadounidense, así como con el visto bueno del organismo oficial que controla el bioterrorismo y vigila la materia prima, así como con el resto de papeles para realizar el primer envío de prueba para comprobar cómo responde el mercado americano.

El primer reto para esta empresa que lleva operando en la localidad de Moya (Gran Canaria) desde 1945 es el de introducir los suspiros y bizcochos en lugares selectos de California, para lo que ya han tenido que adaptar sus actuales envases a una versión de tipo gourmet, más adecuadas a la realidad del mercado californiano.

{jathumbnail off}