Jamie Oliver, el chef británico más internacional y mediático, dedicado además a la importante labor de revolucionar la nutrición escolar en su país, acaba de sufrir un serio revés, probablemente en el punto más doloroso posible para un cocinero de estas características. El organismo norteamericano sin ánimo de lucro Physicians Committee for Responsible Medicine –PCRM- […]

Jamie Oliver, el chef británico más internacional y mediático, dedicado además a la importante labor de revolucionar la nutrición escolar en su país, acaba de sufrir un serio revés, probablemente en el punto más doloroso posible para un cocinero de estas características.

El organismo norteamericano sin ánimo de lucro Physicians Committee for Responsible Medicine –PCRM- (Comité médico para la medicina responsable), con sede en Washington, ha incluido el libro ‘Jamie Oliver’s Meals in Minutes: A Revolutionary Approach to Cooking Good Food Fast’ (Comidas en minutos, de Jaime Oliver. Una aproximación revolucionaria a cocinar comida rápida buena) como una de las cinco publicaciones menos saludables del año 2011.

Según el informe de este comité, algunas de las recetas publicadas en el libro de Oliver contienen más grasa y colesterol que muchas de las hamburguesas servidas en  establecimientos de comida rápida.

Más grasa que un Big Mac

En concreto, el PCRM se refiere al ‘Sándwich de Albóndigas’ contenido en el libro, del que asegura que contiene más grasa que un Big Mac y más del doble de calorías, colesterol y sodio que el Sándwich McDonald’s. Una sola ración del sándwich de albóndigas de Jaime Oliver contiene, según un análisis alimenticio basado en estimaciones realizadas por dietistas de este organismo: 1.182 calorías, 47 gr. de grasa (incluso 18,5 gr. de grasa saturada), 185 mg. del colesterol, y 2.352 mg. de sodio.

“Las comidas altas en grasas de estos libros de cocina son verdaderas recetas para el desastre,” asegura Susan Levin, doctora en medicina y directora de educación nutricional del PCRM. “Es estupendo el enfoque que Jamie Oliver y otros jefes de cocina hacen hacia ingredientes frescos y locales, pero algunas de estas recetas tienen más calorías y el colesterol que un Big Mac. La verdadera clave de la comida saludable es alejarse de comidas altas en grasas, alimentos con mucha carne que aumentan el riesgo de obesidad, enfermedad cardiaca, y cáncer.”

Los peores libros de cocina 2011

Los otros cuatro libros ‘malditos’ que componen la lista del PCRM como los menos saludables de 2011 son: Guy Fieri Food (La comida de Guy Fieri), Paula Deen’s Southern Cooking Bible (La Biblia de la cocina sureña de Paula Deen), The Neelys’ Celebration Cookbook (El libro de cocina para fiestas de los Neely), de Patrick y Gina Neely, además del compendio de recetas The Cook’s Illustrated Cookbook.

{jathumbnail off}