Tras la remodelación de los mercados de San Miguel, San Antón, Ibiza, Santa María de la Cabeza, La Paz o Puente de Vallecas, la Comunidad de Madrid destina ahora 1,5 millones de euros para rehabilitar y modernizar más mercados y galerías comerciales de la región, con la finalidad de seguir actualizando sus estructuras y equipamientos comerciales y tecnológicos.

Las ayudas van dirigidas a asociaciones empresariales de comerciantes y federaciones de comerciantes sin ánimo de lucro que realicen inversiones en mercados y galerías de la región integradas por al menos 25 pymes comerciales y que dispongan de una representación mayoritaria de los comerciantes integrados en sus instalaciones.

Con un límite máximo de 250.000 euros, la Comunidad apoyará —excluidos todo tipo de impuestos— hasta el 50% del presupuesto de los proyectos consistentes en la realización de obras de reforma integral o acondicionamiento del mercado o galería comercial y de sus instalaciones, incluyendo además de las áreas comerciales, los almacenes, aparcamientos, oficinas, servicios y accesos. También se apoyará la adquisición, instalación y montaje de equipamiento informático y tecnológico especializado para la gestión del mercado o galería comercial.

También se incluyen los gastos derivados de las comisiones de aval y estudio por las operaciones que Avalmadrid otorgue a sus socios como resultado de las operaciones financieras suscritas como garantía para el desarrollo de los proyectos de inversión.

El estudio y valoración de estas ayudas será en régimen de concurrencia competitiva, y se tendrán en cuenta criterios como la viabilidad técnica y económica del proyecto, el número de empresas beneficiadas, la supresión de barreras arquitectónicas o la repercusión que la reforma tenga en la mejora de la oferta comercial de áreas rurales. Los proyectos de inversión deberán ejecutarse antes del 30 de septiembre de 2015.

Comercio de barrio y proximidad

La política de apoyo a la modernización y promoción de los mercados y galerías comerciales ha confirmado el importante papel que estos establecimientos juegan como locomotoras y elementos dinamizadores del comercio de barrio y de proximidad.

Entre los proyectos apoyados destaca la reforma del Mercado de San Miguel y la construcción del Mercado de San Antón, que se han convertido en referentes comerciales, con especial atractivo turístico, y que concentran una oferta de productos de elevada calidad que, unido a su oferta gastronómica, les ha incluido en todas las rutas gourmet de la Comunidad.