El pasado 1 de julio las autoridades chinas confirmaron el inicio de dos investigaciones, una antidumping y una antisubvención, sobre las importaciones de vino procedentes de la Unión Europea, La primera fase de la investigación es la apertura de un plazo de 20 días para que las empresas que exportan a China se registren como […]

El pasado 1 de julio las autoridades chinas confirmaron el inicio de dos investigaciones, una antidumping y una antisubvención, sobre las importaciones de vino procedentes de la Unión Europea, La primera fase de la investigación es la apertura de un plazo de 20 días para que las empresas que exportan a China se registren como partes interesadas, lo que implica mostrar voluntad de cooperación con las autoridades chinas.

El procedimiento —aparentemente relacionado con la imposición de tasas antidumping por parte de la UE contra los paneles solares procedentes de China— podría concluir con la imposición de tasas antidumping y antisubvención a las importaciones de vino europeo, que serían acumulativas, tendrían una vigencia de cinco años y podrían prorrogase cinco más, según avanza en Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).

 Procedimiento urgente

La Federación Española del Vino (FEV) está coordinando los procedimientos que las bodegas españolas deben seguir para inscribirse de forma voluntaria ante las autoridades chinas, con el fin de limitar el efecto que posibles tasas tengan sobre nuestros vinos, en función de estas investigaciones que se han iniciado.

Las bodegas españolas que se registren ante las autoridades chinas en los próximos días podrán ver limitadas las tasas que se impongan. El plazo de registro finaliza el 20 de julio 2013 en China, pero el bufete de abogados que lo gestiona en España en relación con la FEV necesitaría tener la documentación, en caso de interés, antes de este viernes 12 de julio.

Las empresas registradas pueden evitar las tasas más elevadas en caso de que se impongan finalmente, mientras que las no registradas se considerarán no colaboradoras y se les impondrán las tasas más elevadas.

 Con el asesoramiento de la FEV

Con estas actuaciones, la Federación Española del Vino se ha puesto a disposición de las empresas del sector para orientarlas en este complicado proceso, que está coordinando con el resto de la industria vitivinícola europea. Se propone iniciar acción colectiva de defensa del sector y también brindar su apoyo a las empresas para los procedimientos individuales, tanto desde el registro como si las empresas resultan seleccionadas por las autoridades chinas para la investigación posterior.

Los códigos arancelarios incluidos en la investigación cubren la totalidad de los vinos de la partida 2204, incluyendo los espumosos (220410), tanto envasados (220421) como a granel (220429). La participación de las empresas en estos procedimientos es fundamental y lo recomendable es que se registren todas aquellas empresas que estén exportando a China de una manera importante y regular o tengan previsión de incrementar sus ventas a corto plazo.

 

Artículos relacionados

Las rutas del vino españolas más visitadas

Concurso ‘Catatalentos’ para pequeños bodegueros

El vino, protagonista en los cursos de verano de la UEMC

Rueda da los primeros pasos para convertirse en Ruta del Vino

El vino, la bebida que más crece en 2013

El Consejo Regulador del Rioja se renueva

Mejora el comportamiento en valor de los vinos españoles

Los vinos que más gustan a las mujeres

La recuperación de variedades autóctonas, objetivo de los vinos de Madrid

14 vinos galardonados con el ‘Gran Zarcillo de Oro 2013’

Un año en la vida de un vino

Cinco claves para ser un ‘Nariz de Oro’

Las mejores ‘narices’ de España

Los nuevos vinos navarros se presentan en San Sebastián

2.400 antiguas barricas rehabilitadas para enoturismo


{jathumbnail off}