Durante los diez primeros meses de 2014, hasta octubre, España exportó 360 millones de litros de vino más que en el mismo periodo del año anterior, aunque este aumento en volumen no se correspondió con la facturación, que fue inferior en 77,1 millones de euros, con un descenso del precio medio de 32 céntimos por litro.

Según un reciente informe publicado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), en términos de valor la buena marcha de los productos de mayor valor añadido, como son los vinos con Denominación de Origen Protegida (DOP), de la tierra y con variedad, junto con los aromatizados, generosos y de aguja, no compensó las pérdidas registradas por los graneles, que registran un descenso en su precio medio del -37,6%, hasta los 37 céntimos por litro.

Por países, destaca el extraordinario crecimiento de las exportaciones de vino español a Rusia, Francia, Alemania, Portugal o China.

En el mes de octubre la facturación y los precios medios caen menos que en meses anteriores, mientras que el volumen crece en menor medida, lo que puede marcar la pauta futura.