Natural y sostenible. Así es la carne de lechal, cordero y cabrito, procedente de unas ganaderías que contribuyen en gran medida a mantener vivo y activo el medio rural. Una carne de toda la vida que, que, sin tener que recurrir a técnicas complicadas, permite su preparación de un modo muy fácil, al alcance de todos.

Y es que su sostenibilidad se fundamenta en los beneficios ambientales, sociales y económicos que los rebaños, el pastoreo y la trashumancia ejercen sobre territorios y paisajes, beneficios que también llegan al consumidor a través de esta sabrosa carne, natural y sostenible.

Un producto que además, en los últimos años, de la mano de la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC), ha contado con la ayuda de programas europeos, como la campaña ‘Disfruta la carne de cordero sostenible y natural’, un programa multipaís cofinanciado por la Unión Europea y el propio sector con casi siete millones de euros para acciones de comunicación y marketing en España y Hungría dirigidas a promocionar el consumo de carne de lechal, cordero y cabrito.

Estas iniciativas también han servido para modernizar la imagen de producto, convirtiéndose paulatinamente en una buena alternativa para el menú diario y frenando, de este modo, el descenso de consumo que arrastraba en los últimos años.

A ello también ha contribuido, y mucho, la propuesta por parte del sector de nuevos cortes —medallones, tournedó, filete de pierna, churrasco, churrasquitos, filete de carillón, collares, pincho moruno, brocheta, hamburguesa…—, todos ellos más pequeños, versátiles y sencillos de preparar, que ya están disponibles en grandes superficies, supermercados y carnicerías de toda España y que, sin tener que recurrir a técnicas complicadas, permiten su preparación de un modo muy fácil, dando lugar a propuestas como estas Hamburguesas de cordero, tofe de cebolla y láminas de puerro crujientes, una receta del cocinero Miguel Ángel de la Cruz (Restaurante La Botica de Matapozuelos, Valladolid, 1 estrella Michelin), ofrecida por INTEROVIC.

Hamburguesas de cordero, tofe de cebolla y láminas de puerro crujientes

INGREDIENTES

  • 4 hamburguesas de cordero
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 200 g de cebollas
  • 100 g de crema de leche
  • 50 g de mantequilla
  • 4 láminas de puerro
  • Caldo de patas de cordero

ELABORACIÓN

Para el tofe de cebolla, confitamos la cebolla picada finamente en la mantequilla hasta que esté bien caramelizada; entonces añadimos la crema de leche y dejamos reducir, sazonamos, trituramos y colamos por un fino para obtener una crema. Reservamos.

Para el puerro crujiente, cocemos las láminas de puerro durante 30 minutos lentamente en el caldo de patas de cordero; pasado ese tiempo las escurrimos y las secamos en el horno a una temperatura de 100 ºC hasta que pierdan completamente la humedad. Las freímos en aceite de oliva a una temperatura media para que queden bien crujientes.

Finalmente, en una sartén marcamos las hamburguesas de cordero hasta que adquieran un agradable tono tostado. Las disponemos en un plato caliente, junto a un poco de tofe de cebolla y la lámina crujiente de puerro.

Resumen
Nombre receta
Hamburguesas de cordero, tofe de cebolla y láminas de puerro crujientes
Publicado el...
Calificación
5 Based on 1 Review(s)
Hamburguesas de cordero, tofe de cebolla y láminas de puerro crujientes
82%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%