El castillo de Ward, el parque forestal de Tollymore, el puerto de Ballintoy… Son algunos de los enclaves que se han convertido en destacados escenarios de la exitosa serie televisiva Juego de Tronos, convertidos ahora en una excitante ruta que permite a los fans descubrir Irlanda del Norte a través de los lugares de rodaje.

La amplia diversidad natural que reúne Irlanda del Norte ha servido de inspiración para que los productores de la serie lo eligieran como escenario para las batallas, tramas y aventuras de los personajes de Juego de Tronos. Y, ahora, el próximo 16 de julio, dará comienzo la séptima temporada permitiendo volver a disfrutar de los escenarios de la isla Esmeralda.

A lo largo de todas las temporadas de la serie, el espectador ha sido testigo de la belleza y variedad de paisajes que posee Irlanda del Norte, dando vida a momentos tan emblemáticos como el asalto de los caminantes blancos en la primera temporada o la batalla de los bastardos en la sexta temporada. Irlanda del Norte es conocida como la Casa de Tronos, gracias a la multitud de importantes enclaves históricos que se han utilizado, como Dark Hedges y las cuevas de Cushendun en el Condado de Antrim o las montañas de Mourne en el Condado de Down, recreando algunos de los mejores momentos de la serie.

Juegos de Tronos, un viaje por los Siete Reinos

La ruta de tres días que propone Turismo de Irlanda recorre las playas, bosques, caminos, montañas y castillos que han dado vida a la serie a lo largo de sus temporadas. Lugares tan destacados como la abadía de Inch, en el Condado de Down, que sirvió como enclave de reunión para los ejércitos del norte; el mar Dothraki, en el valle de Shillanavogy, cerca de las cuevas de Cunshendum en el Condado de Antrim, que a su vez fueron el escenario donde Melisandre dio a luz a la sombra que mataría a Renly Baratheon; o las salas del Trono de Hierro y el Nido de Águila, en los míticos Titanic Studios en Belfast, son solo algunas de las ubicaciones de los Siete Reinos que podrán descubrir los visitantes.

Y los más fanáticos de la serie podrán ir buscando, a través del pasaporte Journey of Doors, cada una de las diez puertas situadas en pubs y restaurantes ubicados cerca de los lugares de rodaje de los momentos clave de la sexta temporada. Para ello contarán con la ayuda de una app con la que podrán obtener todos los sellos que les acreditará como verdaderos fans de la serie.

Estas diez puertas, talladas con madera de Dark Hedges —escenario del Camino Real—, forman una preciosa avenida de hayas del siglo XVIII. En enero de 2016 hubo una tormenta que arrancó algunos de los famosos árboles con más de 200 años de antigüedad. La madera de estos árboles caídos se ha salvado y reciclado en piezas únicas de arte bajo la forma de puertas de madera elaboradas de forma artesanal y están ubicadas en lugares fácilmente reconocibles para los fans de la serie puesto que, entre otros, han servido de escenario para dar vida a Invernalia, hogar de los Stark, en el Castillo de Ward, en el Condado de Down; la guarida de la Hermandad sin Estandartes en la cueva de Pollnagollum en el Condado de Fermanagh; la playa de Rocadragón en Downhill Strand, en el Condado de Londonderry; las Islas de Hierro en el Puerto de Ballintoy, o la Bahía de los Esclavos en la bahía de Murlough, ambas en el Condado de Antrim.

Un espectacular viaje con el que descubrir y disfrutar de los más bellos lugares de Irlanda del Norte y aprovechar la ocasión para tomarse una refrescante cerveza.

Resumen
Título
De ruta de Juegos de Tronos por Irlanda del Norte
Descripción
Algunos de los enclaves en Irlanda del Norte que se han convertido en destacados escenarios de la exitosa serie televisiva Juego de Tronos, convertidos ahora en una excitante ruta.
Autor