La intxaursaltsa era antiguamente un alimento habitual en las mesas de navidad de Euskadi. Su significado literal es salsa de nueces y, junto con las castañas o la compota de frutas, era el postre por excelencia de las nochebuenas vascas a lo largo de generaciones, compartiendo mesa con platos realizados a base de verduras y de pescados, como el besugo o el bacalao.

Y ahora, cada navidad vuelve convertido en turrón, de la mano de Panaderías y Pastelerías Bizkarra, cuyo equipo conocía desde siempre la intxaursaltsa que hacían en casa las amamas como parte de la tradición familiar.

Su interés por los dulces con historia y por la renovación de sabores les ha llevado a experimentar con la fórmula original para encontrar una nueva versión más acorde al gusto actual, pero sin perder la esencia única y exclusiva del postre. Así nace el turrón de intxaursaltsa. Con él, se evoca la historia, los matices y el sabor del producto del que ha tomado el nombre.

Su significado literal es salsa de nueces y, junto con las castañas o la compota de frutas, era el postre por excelencia de las nochebuenas vascas a lo largo de generaciones, compartiendo mesa con platos realizados a base de verduras y de pescados, como el besugo o el bacalao. Aunque las generaciones más mayores las recuerdan en fechas navideñas, originariamente era un plato que se consumía durante todo el invierno por su gran valor energético y nutritivo. Entre los ingredientes comunes de la intxaursaltsa original se encontraban las nueces aplastadas, el azúcar, la leche y la canela. Todo ello se cocía suavemente durante largo tiempo, hasta obtener una crema de textura consistente que se servía a los comensales caliente o, al menos, tibia. Su consumo fue decayendo con el paso del tiempo y ha quedado prácticamente en el olvido.

Elaboración

El Turrón de Intxaursaltsa de Bizkarra es un turrón de difícil preparación, que se elabora artesanalmente en el obrador de pastelería, ubicado en Usansolo, de esta empresa familiar dirigida por Eduardo Bizkarra. Su período de consumo es muy limitado, ya que sólo se puede encontrar en época navideña. Para su elaboración se utilizan la variedad de ‘nueces del país’ y cuando la naturaleza lo permite, se hace un guiño al pasado incorporando también la cosecha de los propios nogales.

Para dar el característico sabor del antiguo postre se mezclan las nueces trituradas con la leche y el azúcar, y se añade también chocolate, además de un toque especial, que permanece en secreto. Con todo ello se consigue un praliné de nueces que se moldea y se deja reposar, del que surgirá el Turrón de Intxaursaltsa, una ‘rara avis’ entre los turrones, ya que muy pocos se realizan a partir de nuez. Las características específicas de este ingrediente son las que añaden la principal dificultad en la elaboración de este turrón, ya que trabajar la mezcla resulta complicado para obtener la textura y el sabor deseados.

Resumen
Turrón de intxaursaltsa, el sabor de la navidad vasca
Título
Turrón de intxaursaltsa, el sabor de la navidad vasca
Descripción
La intxaursaltsa era antiguamente un alimento habitual en las mesas de navidad de Euskadi. Su significado literal es salsa de nueces y, junto con las castañas o la compota de frutas, era el postre por excelencia de las nochebuenas vascas.
Autor