Un equipo estadounidense de investigadores de la Universidad de Clemson han llevado a cabo recientemente una investigación encaminada a concienciarnos sobre la forma en que masticamos los alimentos en nuestra dieta diaria, un tema mecánico, pero que al parecer repercute directamente sobre el control de calorías suministradas a nuestro organismo y por tanto, en el control del peso corporal.

El profesor de psicología Eric Muth y el profesor de eléctrónica e informática Adán Hoover, de la Universidad de Clemson (Carolina del Sur, Estados Unidos)  han creado el llamado Contador de Mordiscos, un dispositivo de medida que hará más fácil supervisar lo que comemos. El aparato se coloca en la muñeca, como un reloj, registrando, a través de un patrón que mide los movimientos de la muñeca, el número de veces que hemos masticado un alimento.

“Desde un punto de vista social, los actuales programas de pérdida de peso y de mantenimiento no tienen un impacto significativo. Los estudios han mostrado que la gente tiende a subestimar lo que come con márgenes muy grandes, sobre todo porque los métodos tradicionales se basan sobre todo en la auto-observación y medida”, señala uno de los científicos, Eric Muth. “Nuestros datos preliminares sugieren que el número de mordiscos puede ser usado como un referente para contabilizar calorías.”

En cualquier momento y lugar

La ventaja del Contador de Mordiscos consiste en que al estar automatizado, anula la posible parcialidad del usuario. Además, el artilugio puede ser usado en cualquier lugar, como en restaurantes o en el propio lugar de trabajo, unos espacios donde a la mayoría de las personas les resulta difícil o molesto dedicarse a contabilizar las calorías que ingiere.

El dispositivo no está basado en lo que pasa en un simple mordisco (los gramos exactos o los nutrientes específicos), sino en la medición a largo plazo. “El aparato requiere únicamente que el usuario presione un botón para encenderlo antes de comer y vuelva a hacerlo otra vez una vez terminada la comida. Mientras tanto, el solo se encarga de medir automáticamente cuantos mordiscos hemos realizado”, comentaba el otro autor del estudio, Adán Hoover.

En pruebas realizadas en laboratorio, el aparato ha  demostrado ser eficaz en más del 90% de los mordiscos realizados a lo largo de una comida, sin tener en cuenta el usuario, alimento, utensilio o recipiente utilizado. Sin embargo, de momento todavía existen pocos datos relativos a como se relacionan el número de mordiscos y las calorías ingeridas o de en qué medida estos datos puedan ser usados para favorecer la pérdida de peso.

Resumen
Un contador de mordiscos para ayudar a controlar la dieta
Título
Un contador de mordiscos para ayudar a controlar la dieta
Descripción
Un equipo de investigadores de la Universidad de Clemson ha creado el llamado ‘Contador de Mordiscos’, un dispositivo de medida que hará más fácil supervisar lo que comemos.
Autor