La dieta de los niños suele ser la que más se modifica en el periodo estival, ya que cambian totalmente de hábitos, en la mayoría de los casos abandonan el comedor escolar y realizan diferentes actividades. Por ello se debe cuidar más que nunca su alimentación, prestar atención a las necesidades que hay que cubrir […]

La dieta de los niños suele ser la que más se modifica en el periodo estival, ya que cambian totalmente de hábitos, en la mayoría de los casos abandonan el comedor escolar y realizan diferentes actividades. Por ello se debe cuidar más que nunca su alimentación, prestar atención a las necesidades que hay que cubrir en estos meses y suplementar la ingesta con alimentos beneficiosos para el organismo de los niños en estos meses de calor.

Los zumos de frutas comerciales a partir de concentrado son, según una encuesta realizada por Nielsen para Tetra Pak, los preferidos con un 45%, seguidos de las bebidas de zumo y leche. En cuanto a los néctares, los que no contienen azúcar añadido los selecciona un 43% y los clásicos un 40%.

Sabores y envases

Por lo que se refiere a los sabores preferidos para los niños, las combinaciones dulces suelen ser la opción más aceptada. Las mezclas de fresa y plátano son los favoritos para el 65% de los encuestados, seguidos de las de manzana y la fresa con 41%. Respecto a añadir otro tipo de ingredientes en los zumos los preferidos son el chocolate con un 25%, los cereales con un 21%,  y las galletas un 19%.

Es muy importante la correcta elección del tentempié que se ofrece a los niños y la encuesta de Nielsen revela que el 35% de las personas lo lleva consigo desde casa para consumirlo después, porque sus envases son fáciles de transportar y de sencilla apertura. Respecto al tipo de envase, el cartón se destaca como el mejor material, siendo las características más valoradas la fácil apertura y el cierre más seguro, junto con la facilidad de llevar y de beber del envase. Los niños consumen el 64% de los zumos en envases de 200 ml agotando la ración envasada hasta un 77% de los niños.

Zumos para verano

Pero, ¿qué necesidades tiene nuestro organismo durante los meses de verano? Durante estos meses donde el calor se convierte en el protagonista, nuestro cuerpo necesita otro tipo de vitaminas y nutrientes y debemos prevenir la deshidratación, hay que tomar los zumos poco a poco, ya que gracias a una buena insalivación aprovecharemos mejor sus nutrientes y serán aún más digestivos.

Para el sol, la vitamina A y el Betacaroteno son buenos antioxidantes que protegen la piel de los efectos nocivos del sol. Son especialmente indicados para aquellas personas con «alergia al sol» o sea gente que cuando toman el sol les sale una especie de sarpullidos o reacciones alérgicas. Los jugos más indicados son principalmente los de zanahoria y tomate. Podemos añadir cerezas, albaricoques, melón o melocotones.

Por la mañana zumo de naranja, la vitamina C o ácido ascórbico tiene también una función antioxidante y a la vez favorece una piel sin arrugas ya que colabora en la síntesis del colágeno. La  mayoría de frutas son ricas en vitamina C pero destacaríamos la naranja, el kiwi, todos los frutos del bosque (moras, arándanos, fresas, grosellas, etc.)

Un consejo, los zumos de arándanos rojos pueden ayudarnos para aliviar las molestias de las infecciones de orina muy típicas del verano (a menudo por llevar demasiado tiempo el bañador mojado). Es recomendable consumir una gran cantidad de líquidos.