Slow Food y Legambiente, junto a más de 300 organizaciones reunidas en la red People 4 Soil lanzan una petición en defensa del suelo con el objetivo de que las autoridades europeas lo reconozcan como un bien común y consideren su gestión sostenible como compromiso prioritario.

“Ponemos en marcha una importante campaña: la recogida de un millón de firmas en toda Europa en defensa del suelo. Queremos que Europa reconozca al suelo como un bien común y considere su gestión sostenible como compromiso prioritario. Disponemos de doce meses para recoger el número requerido de firmas: un millón, en al menos siete países europeos. Por tanto, toda la red de Slow Food presente en cada uno de los países de la Unión Europea estará movilizada el próximo año en la promoción de esta campaña. Si este objetivo se consiguiera antes de septiembre de 2017, la Comisión Europea deberá intervenir para proteger el suelo”, explica Paolo di Croce, Secretario General de Slow Food Internacional.

El lanzamiento oficial de la iniciativa tendrá lugar en Terra Madre Salone del Gusto hoy jueves, 22 de septiembre, a las 17:00 horas, coincidiendo con la conferencia Detener el consumo de suelo. Lanzamiento de la recogida de firmas europeas People 4 Soil.

Garantizar una adecuada protección

Según Slow Food —organización internacional comprometida con la divulgación en todo el mundo de la buena alimentación— en estos momentos el suelo no está sometido a unas reglas coherentes en los países de la Unión Europea: la propuesta de una Directiva Marco sobre el suelo fue retirada en mayo de 2014 después de ocho años de bloqueo por parte de una minoría de Estados miembros, y las políticas comunitarias existentes para otros sectores no son suficientes para garantizar un adecuado nivel de protección para todos los suelos de Europa. La erosión, el consumo de suelo, la pérdida de fertilidad, la compactación a causa de los trabajos con maquinaria pesada, la salinización, la degradación de los recursos hidrogeológicos y el uso de productos contaminantes, generan impactos negativos sobre la salud humana, la seguridad alimentaria, los ecosistemas naturales, la biodiversidad y el clima, además de hacerlo sobre nuestra economía.

Los ciudadanos europeos —mantienen los convocantes— tienen derecho a tomar parte en la elaboración de las políticas de la UE gracias a la ICE (Iniciativa de Ciudadanos Europeos). La ICE es un importante instrumento de democracia participativa, una disposición gracias a la cual un millón de ciudadanos europeos residentes en al menos cuatro de los Estados miembros pueden invitar a la Comisión a presentar una propuesta de acto jurídico.

La petición se podrá firmar también en Terra Madre Salone del Gusto, en los stands asociativos de Slow Food, después de las conferencias y los foros dedicados al suelo, en el espacio Slow Food Educación, en el Burgo Medieval del parque del Valentino y en muchos otros espacios. La recogida de firmas continuará en línea y con ocasión de los numerosos eventos organizados en toda Europa por las organizaciones de People 4 Soil.

La información detallada sobre esta petición, así como el modo de ayudar a promoverla puede consultarse en esta dirección.

Resumen
Título
Más de 300 organizaciones internacionales en defensa del suelo
Descripción
Más de 300 organizaciones lanzan una petición en defensa del suelo para que Europa lo reconozca como un bien común y considere su gestión sostenible como compromiso prioritario.
Autor