Desde el pasado mes de septiembre, un nuevo atractivo en forma de tren recorrerá buena parte de la costa asturiana: es el Tren de la Sidra, un nuevo itinerario turístico de Feve que acercará al viajero a la mejor gastronomía asturiana a través de un interesante y bello trayecto por algunos de los paisajes más […]

Desde el pasado mes de septiembre, un nuevo atractivo en forma de tren recorrerá buena parte de la costa asturiana: es el Tren de la Sidra, un nuevo itinerario turístico de Feve que acercará al viajero a la mejor gastronomía asturiana a través de un interesante y bello trayecto por algunos de los paisajes más espectaculares del norte de la península.

El Itinerario de la Sidra se realiza a bordo del Tren Estrella del Cantábrico, compuesto por dos coches-salón y un coche-cafetería, con una capacidad para 120 personas, a las que a lo largo del viaje se documenta ampliamente sobre los secretos de la elaboración de la sidra, así como sobre las costumbres, paisajes, pueblos y gastronomía asturianas.

Turismo y gastronomía a bordo de un tren

El viaje incluye -por  54 euros por persona- el trayecto en tren, los desplazamientos en autocar al Museo de la Sidra de Nava, el Monasterio de Valdediós (llagar tradicional y quesería), la reserva natural de la Ría de Villaviciosa, el puerto pesquero de Tazones y el casco histórico de Villaviciosauna, todo ello acompañado de una comida típica asturiana.

Un atractivo paquete turístico que se integra dentro de la política de creación de nuevos productos turísticos para la Comarca de la Sidra, entre los que se encuentran otras iniciativas como la ‘Ruta de la Manzana y la Sidra’ o ‘Trasiegu’, que versa sobre el turismo agroalimentario y artesanal.