Cuando el estudio de arquitectos británico Redjacket recibió el encargo de remodelar la tienda insignia de Häagen-Dazs en Polanco, Ciudad de México, un local que compartía fachada con vecinos como Gucci o Prada, la respuesta del prestigioso gabinete de arquitectura dio lugar a un nuevo estilo de diseño que desde entonces, se ha ido imponiendo […]

Cuando el estudio de arquitectos británico Redjacket recibió el encargo de remodelar la tienda insignia de Häagen-Dazs en Polanco, Ciudad de México, un local que compartía fachada con vecinos como Gucci o Prada, la respuesta del prestigioso gabinete de arquitectura dio lugar a un nuevo estilo de diseño que desde entonces, se ha ido imponiendo en todas las tiendas Häagen-Dazs a nivel internacional.

El nuevo estilo, que partía del objetivo de resumir visual y decorativamente los valores de la marca, materializa esta solicitud a través de un diseño fresco y actual que se acerca mas a un entorno de vida contemporáneo y que invita al cliente a vivir unos momentos placenteros.

En las paredes, imágenes de los sabores de la marca se alternan con paneles informativos. En la sala,  muebles de madera resaltados por una iluminación regulable según el momento del día. La nueva zona de mostrador incorpora una pantalla de plasma que muestra imágenes de los helados y recetas Häagen-Dazs disponibles en todo el mundo. Y como principal novedad, unos sofás circulares que permiten mayor capacidad en la sala, confeccionados con los Bubble Seats, sillones burbuja.

En España, los primeros establecimientos que muestran el nuevo look son los de Rambla de Cataluña en Barcelona, Puerta de Jerez en Sevilla y República Dominicana en Madrid, recientemente remodelados, así como los inaugurados en los Corte Inglés de Madrid y Marbella, Splau en Llobregat, Peñíscola, y la estación de esquí de Baqueira.

{jathumbnail off}