Durante los meses de Junio a Septiembre, todos los amantes del trail running y la montaña en general tienen la excusa perfecta para pasar unos días en contacto con la naturaleza y descubrir las montañas, la fauna y la gastronomía de la Vall de Ribes (Girona).

La cita, Els Bastions, una ruta circular de senderismo de 105 km y 15.200 metros de desnivel acumulado (sumando el positivo y negativo) que, con salida y llegada a Ribes de Freser, recorre los pueblos y cumbres más importantes de este valle privilegiado del pirineo oriental catalán.

 

Entre otros picos, destacar su paso por el Puigmal (2.910m), la montaña más alta de la provincia de Girona, Bastiments (2.883m), el pico más oriental de los Pirineos y el Taga (2.038m), mirador espléndido de las cimas de los Pirineos de Puigmal al Canigó sin olvidar la Vall de Núria, de una riqueza natural y paisajística única y situada a la mitad de la travesía.

Una prueba con dos versiones

Además, Els Bastions se puede realizar en dos modalidades: ‘open’, que permite realizar la travesía en un máximo de 5 días durmiendo en alojamientos de la zona y ‘skyrunning’, para los más expertos, que limita a 24 horas el tiempo para finalizar la travesía. Esta modalidad non-stop se realiza a final de temporada.

Sin duda, todo un reto tanto para el que quiera conocer sus límites como para el que sencillamente tenga como objetivo participar, disfrutar y completar la prueba.

Comer en la Vall de Ribes

La zona de la Vall de Ribes mantiene una cocina de tradición basada en la ganadería y los  productos típicos de montaña, entre ellos los embutidos, con una gran variedad de butifarras y morcillas: el ‘bull’ blanco o negro, la butifarra tierna, blanca o negra, de higado, de huevo, etc.

Destaca también su miel, elaborada a partir de métodos y procedimientos tradicionales. Y con variedades tan peculiares como la Miel de Milflores, de Romero, de Músico, cera y polen.

En cuanto al pan y pastelería, disponen de algunos productos muy característicos de la zona, como por ejemplo las ‘Daines’, unas pastas secas que tienen como ingrediente básico hierbas aromáticas del valle de Núria. O los ‘Mets’, postres artesanos elaborados con almendra, harina, azúcar, huevos y vainilla y cocidos al horno de leña.

Y las Galletas Bastions, sin conservantes ni aditivos,  que nació con la intención de dar un valor añadido diferente y que los participantes de la travesía puedan usar durante el recorrido o llevarse a casa como recuerdo.